Carrier Carrier

Álbumes

Sully SullyCarrier

7.8 / 10

Sully  Carrier

KEYSOUND RECORDINGS

El sello Keysound, dirigido con mano de hierro por Blackdown, prosigue con lo que hasta la fecha ha sido un año estelar con el esperadísimo álbum de debut de Sully, “Carrier”. Para quien se manifieste lego en la materia, Sully es un productor británico que ha venido construyéndose un nombre y una reputación en los últimos cinco años con varios discos, diversos y de calidad todos, en una amplia variedad también de sellos; discos que muestran un conocimiento profundo y un aprecio tanto por el dubstep como la música británica con raíces en la escena de baile, todo ello combinado con un sonido modernos que ha venido difundiendo en pequeñas píldoras de talento.

En “Carrier”, Sully se adentra hasta el fondo de dos de los focos en los que recibe su inspiración la actual música inglesa de club: el eje 2step / garage y el footwork / juke, dos estilos que, en principio, no parecen tener conexión entre sí. En efecto, parece una mezcla rara al principio, y aún así funciona de perlas. El contexto del álbum lo empezamos a intuir cuando editó su primer 12” para Keysound el año pasado, aquel “The Loot (Remix) / In Some Pattern”, y ahora se solidifica como el cemento con lo que parece ser un empate entre los diez temas: los primeros cinco están hechos a mayor gloria de los mejores días del 2step y el rave británico, mientras que la otra mitad está plagada de interpretaciones sui generis del juke.

La manera que tiene Sully de entender el 2step, en concreto, ocupa los cuatro primeros cortes, un equilibrio adecuado entre inspiraciones viejas y nuevas que consiguen reproducir todo lo bueno que tuvo este género cuando era el que dominaba el espectro underground, a la vez que sabe mantenerlo actual y lozano con un sonido actualizado que sigue rompiendo cinturas muy al gusto del público joven –aunque si eres un veterano, sin duda, recordarás los viejos tiempos–. Yo nunca fui un gran fan del dubstep que hundía sus raíces en el 2step, y aún así Sully es capaz de concentrarse en los aspectos que hacen especial este sonido, en su carga erótica y en el uso de voces femeninas en el corte inaugural, “It’s Your Love”, así como en el siguiente, “2Hearts”. Les sigue “In Some Pattern”, una pieza que retrocede aún más en el tiempo y se desarrolla alrededor de una columna vertebral garage envuelta en sintes extáticos y un cambio de ritmo hacia la mitad que arrancará gemiditos de placer y sonrisas a los oyentes más experimentados.

Es hacia la mitad, cuando entra el tema “Let You Know”, cuando Sully empieza a descender por caminos más oscuros, una vía influenciada por el house que acaba bifurcándose hasta llegar al sonido juke y footwork de Chicago. “Let You Know” es uno de los momentos cumbre del disco juntamente con “In Some Pattern”, que mantiene un sample vocal repetitivo y un riddim compuesto por ingredientes del house y el 2step. Lo que viene después – “Scram”, “I Know” y “Bonafide”– es la lectura que hace Sully de las últimas corrientes que llegan de Chicago. El resultado es curioso porque al principio la mezcla de tempos y estilos no parece encajar bien hasta que tu cerebro pilla el rollo y se da cuenta de que el salto del 2step al footwork se ha producido con suavidad y sin traumas. Las producciones sostienen la misma calidad en las dos mitades del disco; Sully es capaz de enderezar un camino que empieza en el Londres más oscuro –una interpretación muy personal, más que una copia burda–. Diría que “I Know” es mi pieza favorita de entre todas, gracias a su sample de piano y esos platillos saltones marca de la casa que combinan bien con los ritmos atropellados del juke. Ese mismo piano vuelve en “Bonafide”, que actúa como un buen momento de bajón después de varios instantes de éxtasis rítmico que, aunque se inspiran claramente en el house, saben romper el beat a la manera del halfstep londinense. El impacto emocional del piano es lo que consigue que este tema sea una preciosidad: en él se concentra la melancolía.

La última pieza, “Exit”, concluye con un fragmento ambient que logra unir todos los elementos clave con los que ha trabajado Sully a lo largo del álbum, desde las voces etéreas a la manera de Burial a las punzadas de juke y las melodías de teclado emocionales. “Carrier”, pues, es una aportación impecable al catálogo de Keysound que sostiene la relación estrecha entre el sello y la herencia musical moderna y singular de Londres, siempre dispuesta a generar nuevas mutaciones en la música de baile. Breve y conciso, es un brillante, cinemático por momentos, una experiencia para disfrutar con auriculares y cargado de momentazos de baile dispuestos a traspasar fronteras y triunfar en todo el mundo en los próximos meses y, quién sabe, también en los próximos años.

Laurent Fintoni

“2 Hearts”

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar