Carried to Dust Carried to Dust

Álbumes

Calexico CalexicoCarried to Dust

5.8 / 10

QUARTERSTICK

¿Hacia dónde se dirige la chica que conduce el coche de la portada? ¿Va huyendo o en busca de algo? ¿Acaba de llegar a esta ciudad fronteriza? Con cada nueva escucha, aumentan las preguntas, las ganas de saber más sobre los personajes del muy sombrío “Carried To Dust”, el regreso de Calexico a tierra conocida tras el anterior “Garden Ruin”, (ya saben, el disco más pop de Calexico que, curiosamente, acabó gustando más a los no fans). De vuelta al desierto, el nuevo disco de los de Arizona es una obra triste, íntima y reflexiva que exige tiempo al oyente, de esas que necesitan varias escuchas para entrar del todo en su mundo. Los habituales perdedores con sorna de sus canciones se han convertido en amargos antihéroes, cansados y heridos, sin apenas tiempo para fiestas (poquito mariachi hay aquí). Comienza fuerte “Carried To Dust” (con “Victor Jara´s Hands”, un lamento que usa como metáfora del desarraigo las manos cortadas del cantautor chileno) y en ningún momento da un respiro, avanzado con la tensión de una buena novela negra, (la hermosísima “The News About William”, desde ya una de sus mejores canciones, la amenaza que late en “Man Made Lake”, esa especie de bolero reconstruido que es “Inspiración” o la estupenda “House of Valparaiso” donde San Beam - Iron & Wine- les devuelve el favor de “The Shepherd´s Dog”) hasta que culmina en “Contention City”, una canción espectral, casi una nana, en la que no cuesta imaginar el enorme cielo estrellado que cubre el desierto. Antes solía pensar que Calexico eran como un buen western. “Carried To Dust”, sin embargo, se parece más a “Sed De Mal”: una fascinante virguería en blanco y negro, situada en la frontera de México y llena, plagada de tipos malos que van a la búsqueda, o simplemente huyendo, de vete a saber qué. Como la chica de la portada.

Fernando Navarro

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar