CUT 4 ME CUT 4 ME Top

Álbumes

Kelela KelelaCUT 4 ME

8.2 / 10

El género R&B y su léxico cambiante de los últimos tres o cuatro años ha estado acelerándose y mutando prácticamente desde la aparición de The Weeknd; con el canadiense ahora rozando el convencionalismo y ya sin apenas desprender mística, la labor de enseñar el camino del futuro recae necesariamente en otros protagonistas. 2013 ha sido un año fructífero, en cualquier caso, en términos R&B: además de la proliferación de la escuela ratchet ideológicamente encadenada a las andanzas de DJ Mustard en California o el clasicismo bien llevado de The Internet, tenemos que señalar al Reino Unido como principal territorio preparado para hacer evolucionar al estilo en su versión contemporánea. Sin contar propuestas más comerciales como AlunaGeorge o Disclosure, en la zona han aparecido originales proyectos como Jessy Lanza (proyecto canadiense pero editado por Hyperdub), se ha visto coquetear con el género, incorporando ciertos rasgos comunes, a Lil Silva, Morgan Zarate o Hyetal, y sobre todo hemos visto aterrizar definitivamente los talentos de Twigs y Kelela, ésta última destinada a cambiar el paradigma de la diva afiliada a la métrica club gracias a un atrevido proyecto como es “CUT 4 ME”.

Rodeada por el ejército de producción Night Slugs / Fade To Mind, esta cantante de Washington DC pero residente en Los Ángeles ha sabido culminar una fórmula sorprendentemente coherente después de unos primeros pasos nada impactantes. Sí, su voz está dotada de carismáticos gestos y elegancia, pero colaborando con Teengirl Fantasy o Daedelus no conseguía (anecdóticamente) brillar como se merecía. Aquellos singles y contribuciones más bien insípidas han dado paso a una sublime rotura de los convencionalismos R&B; Kelela no solo interpreta encima de algunos beats servidos por el roster de la compañía fundada por Bok Bok y L-Vis 1990, sino que se adapta a la perfección a ellos probando su validez y abriendo una puerta hacia la experimentación realmente inesperada. A su alrededor gravita la confirmación de que artistas como NGUZUNGUZU o Jam City pueden perfectamente orientar sus producciones a un área hasta ahora alejada en su lista de objetivos y la reconciliación definitiva entre R&B y las formas electrónicas más avanzadas.

El principal impacto de “CUT 4 ME” es demostrar que ambas genéricas no están reñidas, ni mucho menos destinadas a caer siempre en las mismas ecuaciones. Desde el principio con “Guns & Synths” (la colaboración de Napolian, Tariq & Garfield junto a Bok Bok), una sensación aerodinámica y de gran definición hace que los fraseos de Kelela brillen. “Do It Again” es otra muestra de la sensación entre ligera y pesada que se consigue transmitir a la audiencia. Esto es soul futurista con mayúsculas, con una cantante talentosa que hace suyos beats que a priori ninguna otra vocalista hubiera aceptado por complejos y poco vistosos, unos instrumentales que consigue dominar para que no acaben restándole protagonismo a su voz. “Enemy” o el detonante que fue “Bank Head” son los ejemplos más claros de la riqueza interpretativa de Kelela; mientras que la canción que da título al álbum y “Keep It Cool” lo son de su inteligencia a la hora de dejar espacio a la producción para que el conjunto suena mucho más espacial y equilibrado.

“Send Me Out” es otra de las piezas más brillantes, donde Kingdom tan solo sirve de leve apoyo para que Kelela eleve su versatilidad al máximo nivel. A partir de este momento, la reproducción va decayendo hacia un nivel más espectral e introspectivo, con “Something Else” como uno de los singles más delicados en cuanto a estructura y con “A Lie” o “Cherry Coffee” como conclusión lógica: cortes más ambientales y relajados, donde Kelela culmina una maniobra creativa soberbia a la par que personal. Precisamente “CUT 4 ME” es para servidor uno de los álbumes de esta recta final del año por la inesperada brillantez del mismo; a casi todos nos ha pillado desprevenidos tantísima coordinación entre factor instrumental (con una nómina de protagonistas con muy poca experiencia en esta rama musical) y la personalidad vocal de una cantante que parecía que no pasaría del rol de colaboradora. Los elementos se aúnan de manera mágica en este trabajo: una respuesta clara a lo que el R&B debe o debería ser en el futuro.

Escúchalo en Google Play

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar