C’Mon C’Mon

Álbumes

Low LowC’Mon

7.6 / 10

Low  C’Mon SUB POP

El largo respiro que Low se han tomado desde la publicación de “Drums And Guns” no solo ha respondido a una necesidad vital y personal de la banda, dedicada a otros menesteres en estos cuatro años de mutismo, sino también a la necesidad de oxigenar y airear un discurso que en ese disco parecía haber tocado fondo desde un punto de vista lírico, conceptual y emocional. Era ese álbum un canto agónico, denso y casi sórdido sobre el desastre de la guerra en Irak, y no sería descabellado pensar que la gravedad y profundidad angustiosa acabó afectando también a la banda y, de rebote, a este “C’Mon”, que ya desde el título arranca con otras aspiraciones y motivaciones.

Como si el cuerpo les hubiera pedido tomar aire e iluminar su propia estela, los de Minnessota ofrecen en este regreso la que probablemente sea su grabación más accesible, melódica y confortable, incluso por encima de su primera gran aproximación pop, “The Great Destroyer”. Tan solo hace falta escuchar el tema de arranque, “Try To Sleep”, para darnos cuenta de que Low han vuelto con las ideas muy claras: canciones instantáneas, líneas melódicas muy pronunciadas y la sensación de que se buscan canciones formalmente redondas y emocionalmente contagiosas. Esta idea persiste a lo largo y ancho del recorrido del disco hasta el remate final, “Something’s Turning Over”, con un juego de voces que invoca a The Beach Boys.

Grabado en una antigua iglesia católica, “C’Mon” busca la redención por la vía del humanismo exaltado y de un enfoque existencial más optimista y condescendiente que el de su predecesor, y el oyente lo acaba agradeciendo. Y eso se traslada al sonido, de mayor calidez y proyección orgánica, y a unas canciones pletóricas que emocionan de una forma más directa y disfrutable. No es que Low hayan entregado un álbum pop ni nada significativamente ameno, de hecho éste sigue conservando la esencia y las particularidades de su fisonomía, pero sí un título que aporta mucha luz y amplia con fuerza su propio campo de batalla.

Julio Pardo

Escúchalo aquí.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar