Blouse Blouse

Álbumes

Blouse BlouseBlouse

7.3 / 10

Blouse

CAPTURED TRACKS

Captured Tracks parecen tener buenos ojeadores en la zona de Portland. En menos de medio año han sacado del anonimato a dos bandas de la costa oeste que bien podrían haber surgido del corazón de Brooklyn. Primero llegó la pareja ultrasintética Soft Metals y ahora le toca el turno a Blouse, otros enamorados del synth-pop de factura ochentera, pero pasado por ese filtro dreamy que tanto se está exprimiendo últimamente. De nuevo, y como no podía ser de otra forma, este trío está comandado por Charlie Hilton y su vaporosa voz, a quien se le unen Patrick Adams y Jacob Portrait, bajista y productor, que reparte sus horas entre este proyecto y los psicodélicos Unknown Mortal Orchestra. Unidos por un amor común a bandas como The Velvet Underground, My Bloody Valentine y Galaxie 500, se decidieron a empezar a grabar música en verano de 2010 en un almacén de 500 metros cuadrados. Pronto llamaron la atención tanto del sello neoyorquino, que les publicó su siete pulgadas de debut, “Into Black”, el pasado marzo, como de Sub Pop, que dos meses después lanzaron el sencillo “Shadow”. Ahora llega el debut homónimo.

“Into Black”, que también se incluye en este álbum, es el tipo de canción de la que te enamoras al instante y justifica plenamente el revuelo que generó la banda en la blogosfera. Calmada, sugerente y nostálgica, lo tiene todo para atraparte y darle irremediablemente al repeat: una gran presencia vocal femenina respaldada por cálidos sintetizadores y una colosal línea de bajo. Es este instrumento el que sobresale extraordinariamente en este disco. Se nota quién de los tres lo ha producido. El trabajo de Jacob Portrait es sobresaliente, especialmente en “White”, donde se transforma en Peter Hook. Tienen a New Order muy presentes a lo largo de todo “Blouse”, pero tampoco se olvidan de otra de las bandas fetiche de los ochenta, The Cure, en “Ghost Dream”, de corte más gótico y que les acerca al sonido de algunos de sus compañeros de sello como Craft Spells y Wild Nothing.

Pero, por lo general, el trío suena más como si fuese de 1983 que de 2011. Su música ya es lo suficientemente elocuente, pero también el título de algunas canciones ( “Time Travel”, “Videotapes”) y sus letras. “I was in the future yesterday / But now I’m in the past”, canta Hilton en la primera, oscuro y brillante ejercicio new wave. Una declaración de intenciones de retrofuturismo. Y como ocurre con tantas otras bandas actuales, sus temas bien podría encajar en cualquier clásico de John Hughes; por ejemplo, ese “Firestarter” –un cruce imposible entre Duran Duran y el dream-pop– que lejos que caer en el olvido como cara B de la suprema “Into Black” la han recuperado y le han concedido el honor de abrir “Blouse”. También saben conjurar bien el hedonismo de la época en “They Always Fly Away”, de ritmo sensual (casi sexual) y sedoso, ideal para retozarse en la mullida cama de sábanas rosas que presenta la portada. El trío de Portland no ha inventado nada nuevo. Muy probablemente tampoco lo pretendían. Simplemente se han dedicado a mimetizar sin rubor alguno los grupos que les han marcado. Pero aunque salen bastante bien del paso, con un disco divertido que pasa en un suspiro, en las listas del año quedarán como el grupo de “Into Black”.

Álvaro García Montoliu

Videotapes by BLOUSE

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar