Blood In The Coffin Blood In The Coffin

Álbumes

Winter Drones Winter DronesBlood In The Coffin

7.1 / 10

WEIRD FOREST

Sólo quien haya investigado hasta la raíz del folk psicodélico, también conocido como el sonido de la new weird America, recordará el nombre de Hush Arbors. No es ningún delito no estar al corriente de este tipo de gruposs, pero ayuda a comprender mejor en qué consiste la propuesta de Winter Drones. Aquí, Leon J. Dufficy, la mano derecha de Keith Wood –también localizable en Sunburned Hand Of The Man y en la oficinas del sello Ecstatic Peace!–, muda la piel y el pelo, como los animales antes de entrar en una estación de frío o calor, y se prepara para el duro invierno en compañía de dos recursos de supervivencia básicos: una guitarra eléctrica y un rack de pedales de efectos. Winter Drones es un proyecto, por tanto, desnudo, al que se le han caído la mayoría de las hojas y que corta como el viento gélido de las tierras llanas. No hay mucho rastro de folk en estas siete canciones de duración variable –“Undreamed / Unheard” apenas sobrepasa los dos minutos; “Stiff Wizard” se va a más de diez–, y es que la idea de Winter Drones es la de aportar su visión al inagotable ciclo del rock atmosférico que conocemos con el adjetivo de “shoegazer”.

En comparación con dos nombres clave y míticos del género, ni suena tan delicado como Slowdive ni tan complejo como My Bloody Valentine. “Blood In The Coffin” tiene toda la apariencia de disco grabado sin presiones ni plazos de entrega rígidos, un disco madurado en la soledad de una cabaña que no pretende más que calentar noches sin luna. Dufficy plantea las composiciones –sólo en casos concretos, como “Winnie Cooper Bones”, donde se atreve a cantar con la voz ahogada, podríamos hablar de canciones– como irradiaciones de sonido. La guitarra parece una fuente de energía que se apaga y se conecta de manera aleatoria, y donde en Slowdive y My Bloody Valentine había composiciones trabajadas y producciones meticulosas en las que las guitarras se sumaban en infinitas capas de complejidad, Winter Drones hace honor a su nombre artístico y, en efecto, basa la estructura del grueso del disco en la economía ahorrativa, en la misma nota repetida una y otra vez en un mantra obsesivo y, por momentos, cargado de suspense. Pero tampoco es un disco de drones como los de Eleh: está más cerca del metal experimental de Sunn O))) o el noise amorfo de Earth. A la hora de buscar influencias –y de alejarse del folk esquizoide que hasta ahora había sido su estilo predilecto–, Winter Drones ha sabido buscar las que le pueden ayudar a ganar el favor del público indie interesado en lo oscuro, lo raro y las curiosidades.

Si la finalidad última de Winter Drones es la de subirse a algún hype en concreto, es evidente que llega a destiempo. Seguro que él es consciente de que el alboroto inicial por Nadja, Sunn O))) y bandas post-doom similares ya no se vive de igual forma en las semanas de cambio entre 2010 y 2011. Pero no hay que creer que busque la publicidad fácil de las semejanzas, básicamente porque a pesar de la apología superficial por el drone como estructura principal del disco, no hay demasiada repetición alienante. “Blood In The Coffin” tiene un trasfondo siniestro, pero no una intención de agredir al oído o poner la resistencia del oyente a prueba –la demostración está en “Stiff Wizard”: incluso parece hermosa de lejos–. Aquí es donde Winter Drones encuentra su espacio, en la manera sutil de enlazar guitarras ruidosas con efectos de eco y de expansión del sonido en una estela atmosférica. Al final del camino en este bosque oscuro flanqueado por lobos, se ve una luz –“Two Long Wks Prt. 2” se desmarca de todo lo anterior y se refugia en un noise-rock convencional–. En su conclusión final, el trayecto se ha hecho agradable: él es un hippy, al fin y al cabo. A cambio, se sabe que Dufficy no ha obrado con toda la valentía que hubiera querido. Es un disco hermoso, pero que genera sentimientos encontrados. El lado oscuro, como saben muchos alumnos Jedi, es muchas veces el camino más tentador.

Robert Gras

{youtube width="100%" height="25"}vjMtF9uZjXM{/youtube}

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar