Black Sun Black Sun

Álbumes

Kode9 & The Spaceape Kode9 & The SpaceapeBlack Sun

8.8 / 10

Kode9 & The Spaceape  Black Sun HYPERDUB

Es curioso cómo la publicación de algunos discos se alinea a la perfección con la coyuntura histórica del momento. Es lo que ocurre con “Black Sun”, el segundo álbum de Kode9 & The Spaceape, quienes han ideado una mitología futurista para su nuevo disco –un poco como lo que hacían Drexciya– en el que la radioactividad es un elemento clave. Por otra parte, Kode9 siempre ha estado interesado en la relación entre el sonido y los usos militares del mismo, algo que siempre ha reflejado en su música: aquí, por ejemplo, se puede ver en las sirenas de “Bullet Against Bone”. Pero aun así sorprende lo oportuno de la publicación en un momento histórico tan convulso como este, hasta el punto de que “Black Sun” parece un comentario sobre la situación del mundo actualmente si no fuese porque ya es de sobra conocida la visión apocalíptica del dúo.

Pero el álbum no solo funciona como comentario histórico, sino también como comentario del estado de la música electrónica británica en estos momentos. Hyperdub, el sello de Kode9, se ha caracterizado en estos últimos años por buscar las vertientes más vanguardistas de entre todas las propuestas como sucesoras del dubstep: del wonky cubista de Zomby hasta el genio para el funky mutante de Funkystepz pasando por las melodías púrpuras de Joker, el sello, al igual que este disco, se postula siempre a favor de las apuestas que se esfuerzan por que la bass music siga siendo el sonido del futuro en el presente.

De todos los elementos con los que esta pareja ha construido su sonido en su segundo disco quizás el más representativo e interesante sean el uso del sintetizador. Aquí los hay de todo tipo; analógicos y digitales, presentados como drones o como atisbos de melodías, oxidados o lustrosos, con una variedad de timbres que demuestra la inquietud de Kode9 por explorar las posibilidades expresivas de estos instrumentos. Hay ocasiones en que los sintes son acordes que recuerdan al house de Chicago –una influencia que está en buena parte del disco, aunque semioculta y que contribuye a que sea un álbum algo más extrovertido que su anterior– , otras en las que se puede ver el impacto de Joker o comprender por qué Hype Williams han sido fichados para Hyperdub. En este sentido hay que destacar temas como “Otherman”, con esos sintes que presentan una textura rugosa, achicharrada, en algún punto entre Wendy Carlos y los antes citados.

Los sintes sustituyen, por tanto, a los bajos como elemento principal en la estética de Kode9 & The Spaceape, ampliando su paleta de colores hacia zonas más luminosas sin por ello perder el tono lóbrego que caracteriza a buena parte de su música. En este viraje hacia nuevos territorios también contribuye el hecho de que la voz de The Spaceape esté acompañada, en varias canciones, por la de Cha Cha, una vocalista asiática que funciona de manera estupenda como contrapunto femenino a su apocalíptica y oscura voz, aligerando el ambiente de manera considerable. En este sentido, lo que han hecho en este disco me recuerda al trabajo en los últimos años de Kevin Martin en The Bug o King Midas Sound, ya que en todos estos casos la música se beneficia de esta variedad de voces de distinto género y procedencia que hace que sus discos suenen más complejos y reflejen la sociedad multiétnica londinense que es en la que se fraguan en definitiva las sucesivas convulsiones de la bass music.

Y tras las melodías y las voces hay que mencionar el ritmo. Aquí el patrón rítmico toma como punto de partida el funky house, sonido que Kode9 ha vigilado con atención en los últimos años, como prueban sus sesiones y mixtapes como DJ, además de flamantes 12” en su sello como el de Funkystepz a principios de este año. Y digo que toma como punto de partida el funky porque, al igual que Funkystepz, ofrece una visión mutante del mismo, igualmente reconocible y extraña, que toma un patrón rítmico –un virus sónico, como lo llama Kode9– y lo muta para devolverlo a su medio natural, las pistas de baile.

Kode9 & The Spaceape se han tomado su tiempo, pero se nota que han trabajado duro hasta redondear una propuesta musical que justifique un segundo álbum, a partir del single “Black Sun” como punto de inflexión. Se echaba de menos un disco de este tipo en la electrónica británica reciente, que sonase complejo y ambicioso, futurista y excitante y que fuese una sucesión de temas sólidos.

Iván Conte

Kode9 & Spaceape — Am I

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar