Red, Black & Blue (Some Remixes By DJ Mehdi) Red, Black & Blue (Some Remixes By DJ Mehdi)

Álbumes

DJ Mehdi DJ MehdiRed, Black & Blue (Some Remixes By DJ Mehdi)

7.3 / 10

DJ Mehdi  Red, Black & Blue (Some Remixes By DJ Mehdi) ED BANGER / KARONTE

Había una vez un joven melómano con muchas inquietudes en los suburbios de París. De ascendencia tunecina, empezó a tener contacto con la música en el seno familiar, haciendo de DJ para sus primos. De ahí, se pasó a la producción, descubriendo que ésa era la cosa del mundo que más le gustaba hacer, después de comer y tener sexo. Firmó su primera producción en 1995 y, a día de hoy, celebra casi 15 años de trabajos en este campo con un disco que reúne sus mejores remixes. DJ Mehdi mira con alegre nostalgia su legado artístico. Habiendo podido utilizar esta efeméride para elegir, ordenar y empaquetar algunos de sus trabajos y venderlos sin más, el francés ha querido regalar a la parroquia una retrospectiva de su propia historia. Contando con la ayuda de So Me, artífice de la explosiva imagen de Ed Banger Records, Mehdi nos regala junto a “Red, Black & Blue” un libreto que le sirve de biografía sintetizada: pequeñas reflexiones sobre su trabajo, retazos de su paso por la escena musical, cruces con otros artistas, detalles privados que hubieran quedado en la intimidad de los protagonistas de no ser porque el francés ha decidido dotar de cierto sentido a una compilación que podía haber carecido del mismo sin que a nadie le hubiese importado. A nadie, excepto a él.

Es el hilo de la narración, el anecdotario recogido –y las exigencias del copyright, cómo no– el que marca la selección de temas del recopilatorio. DJ Mehdi primero ha construido la historia, su propia historia, y luego la ha musicado; con su propia obra, pero relacionando cada track con los aspectos a destacar en esta breve pero eficaz biografía, que en ningún momento sigue el orden cronológico. De hecho, “Red, Black & Blue”, el título, hace referencia a las etapas que, según el francés, le han llevado hasta su actual estado creativo. Haber ordenado tanto canciones como experiencias siguiendo el hilo cronológico hubiera sido demasiado “facilón”. Por eso, estoy convencida de que sentido narrativo no le falta. Desordenar esta evolución tricolor para volver a dotarla de sentido bajo los designios de su propia experiencia es como inventar palíndromos inéditos.

La intimidad de los productores y DJs, a diferencia de la de las estrellas del pop, nunca ha sido oro en el mercado del cotilleo. Pero es un mercado que existe. Y DJ Mehdi ha aprovechado esta circunstancia. No malinterpretemos el término “aprovechar”. Con esto no quiero decir que contar chorradas sea el fin y objeto de este disco; si hay algo que se extrae de él son las buenas intenciones. El francés expone sus aventuras con la ilusión, con la ternura y con las ganas de quien recuerda momentos felices de su vida. Incluye a Busy P (aka Pedro Winter) con To Protect And Entertain, y rememora cómo conocerlo ha sido una de las cosas más relevantes en su carrera. Suena “Lucky Girl”, con Fafi, y nos transporta hasta la vida familiar de uno de los matrimonios más “molones” del panorama musical. Se emociona al recordar a un Etienne de Crecy ingeniero de sonido que le apoyaba en su voluntad de cruzar hip-hop con música de baile, y aprovecha para colarnos los épicos beats de su remix de Out Of My Hands.

La lectura se disfruta, la playlist evoca, y DJ Mehdi se hace querer, pues destila en todo momento devoción por la música y por su profesión, sin llegar a ser cursi y sin callarse los detalles escabrosos y menos románticos de la vida de productor. Como, por ejemplo, que la compilación carece del grueso de hip hop que le hubiese hecho justicia; y eso no se debe a la voluntad del artífice, sino a los enrevesados tejemanejes legales derivados de los derechos de autor. Una putada en toda regla, tanto para el propio Mehdi como para el público; ni él ni nosotros olvidamos cuáles son sus orígenes. Aunque la “Intro” del disco –una de las pocas piezas inéditas– huela a guetto y Stan Smith descordadas, el entramado legal ha dejado sin representación una de las ramas más prolíficas del productor.

Lo sé. Lleváis leyendo un montón de rato y apenas hay alguna referencia musical; ni un cotilleo fresco de los que habla el francés en el artbook. Pero es que, cuando todo lo que contiene el álbum está justificado en el libreto, sobra lo que yo pueda decir, pues no serían más que spoilers que os joderían la gracia del disco. No es mi estilo. Leeros las notas interiores, es mi único consejo. Podéis hacerlo aquí, en el blog oficial. Si te gustaba DJ Mehdi, le cogerás cariño y, además, puede que evoques momentos pasados, felices o traumáticos –eso ya queda a expensas del oyente– igual que lo ha hecho el productor; e igual que lo ha hecho servidora con Cassius y su Feeling For You.

Mónica Franco

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar