Between The Times And The Tides Between The Times And The Tides

Álbumes

Lee Ranaldo Lee RanaldoBetween The Times And The Tides

6.5 / 10

Las alarmas sobre una hipotética separación de Sonic Youth saltaron tras el anuncio de la ruptura entre Kim Gordon y Thurston Moore el pasado 15 de octubre del año pasado. Desde entonces, la carrera en solitario de cada uno de sus miembros ha despertado mucha más atención que nunca por parte de los medios y de sus seguidores. “He estado trabajando en mi nuevo disco desde principios del 2011 hasta que lo terminé, en julio; no ha sido intencionado que coincidiera con el descanso de Sonic Youth. No me gustaría que diera la impresión de que he esperado a publicarlo para llenar un supuesto vacío creativo”, declaraba a finales del año pasado Lee Ranaldo.

Muchos han dicho que “Between The Times And The Tides” es sólo un intento improvisado del artista por conquistar una nutrida legión de fans ahora que podría ya no contar nunca más con la plataforma de la ‘juventud sónica’. Un argumento lógico, pero que parece equivocado, si tenemos en cuenta que el álbum fue parido cuando todavía no se conocía la noticia que llevó a especular con el fin del grupo que fundó en 1981. Sí es cierto, sin embargo, que estas diez canciones son mucho más accesibles que todo el trabajo anterior de Lee Ranaldo, ya fueran sus colaboraciones con el músico de jazz William Hooker, con Maureen Tucker (The Velvet Underground), con la arpista Zeena Parkins o sus incursiones en la tradición oriental, el ruido y otras propuestas acústicas con fines conceptuales (ahí está la marcianada de performance que desarrolló el 2 de febrero de 2010 en el Centro de Arte Dos de Mayo de Móstoles, en Madrid, consistente en aporrear una guitarra colgada de un mástil ante la estupefacta presencia de Enrique Morente).

Para acometer este giro sonoro, Lee Ranaldo –que ejerce de productor con la ayuda de John Agnello (responsable en 2006 de “Rather Ripped”, de Sonic Youth, y colaborador de Dinosaur Jr., entre otros)– ha reclutado a varios amigos (todos músicos de indudable talento), como su inseparable aliado Steve Shelley (batería), John Medeski (teclados), Nels Cline (guitarra), Jim O’Rourke (bajo), Alan Licht (guitarra) y Bob Bert (percusión). El álbum arranca con “Waiting On A Dream”, uno de los temas en los que se olfatea el chisporroteo eléctrico de los autores de “Daydream Nation” (1988) y que atrapa con su intrigante melodía y la mezcla de distorsión y órgano. Otros de los cortes más conseguidos son “Hammer Blows”, un sorprendente ejercicio de folk donde Ranaldo se desnuda (e incluso se atreve con desgarrados juegos vocales); “Fire Island (Phases)”, que empieza con una enloquecida catarata de rock psicodélico y avanza hacia atmósferas más propias del country y, sobre todo, “Xtina As I Knew Her”, donde el autor se destapa como un excelente cantante y en la que se exprime hasta la última gota el poderío instrumental de Medeski, Cline y Shelley.

Pero lo cierto es que varias de las canciones se quedan en una idea interesante, pero fallida, en el mejor de los casos (la búsqueda de la melodía pop redonda vía R.E.M. en “Lost” o las ansias guitarreras ‘sónicas’ de “Angles”), y en una experiencia un tanto tediosa, en otros (tras canciones tan espesas como “Shouts” –única referencia al gusto de Ranaldo por el spoken word, por cortesía de su pareja sentimental, la artista multimedia Leah Singer– uno llega al final del disco medio atontado, como si hubiera tomado calmantes). Respecto a las letras, era fácil intuir que la cosa iría por los derroteros simbólicos y abstractos que el neoyorquino ha plasmado en su obra literaria de inspiración beat; sin embargo, nos encontramos con referencias a la actualidad socio-política (el disco se parió durante la explosión del movimiento Occupy Wall Street, en el que Ranaldo ha estado bastante involucrado) mezcladas con historias de amor con un punto nostálgico. “Caos en las calles, estos son los días de la rabia / Estos días son como satélites inciertos cayendo al mar / Estos días son la imagen de lo que importa entre tú y yo”, canta en “Off The Wall”. Un trabajo, en definitiva, con algunos destellos de talento (no hay que olvidar que el guitarrista es el responsable de temas de Sonic Youth del calibre de “Karen Revisited”, “Hey Joni” y “Wish Fulfillment”), pero que deja un sabor agridulce. El 2 de junio se podrá escuchar en directo en el festival San Miguel Primavera Sound.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Esta es la razón por la que Berto cree que deberías borrar a todo el mundo de Twitter

Actualidad

Esta es la razón por la que Berto cree que deberías borrar a todo el mundo de Twitter

Bienvenido al Internet 2.Berto

leer más
vs

Actualidad

El asedio de las mujeres semidesnudas que te animan a que consigas un cuerpo perfecto

“Todos los días, las mujeres son bombardeadas con anuncios encaminados a hacerlas sentir inseguras con sus cuerpos. Esperan que así gasten dinero ...

leer más
Mourn

Actualidad

La nueva revelación del indie rock americano son estas adolescentes de El Maresme

Recién fichadas por Captured Tracks, uno de sus tracks se ha colado en la sección Best New Music de Pitchfork.

leer más
Museo de gatos

Actualidad

Bienvenidos al museo de los gatos molones

Paperbeatsscissors es un diseñador e ilustrador que ama a los animalitos.

leer más
ikeaTOP3

Actualidad

La pesadilla de quedarte encerrado de por vida en un IKEA

Un buen día, Caleb despertó encerrado en las entrañas de una tienda IKEA. Pero lo peor todavía estaba por llegar.

leer más
Patrick Finnegan

Actualidad

Este chico de 18 años puede tener la clave para salvar al periodismo

Patrick Finnegan cree que no hay que adaptar los medios antiguos al formato digital, sino crear algo radicalmente nuevo, prácticamente desde cero.

leer más
beyonce

Actualidad

Palabra de Beyoncé: el chándal es el nuevo traje

La calle ha ganado a la pasarela.Y los diseñadores han tenido que aceptar que el combo comodidad/estilo de vida saludable es hoy una exigencia masiva.

leer más
Top

Historias

"The Road to Wolfeboro": una historia sobre fotografía, valores y, por supuesto, skate.

La ciudad de Wolfeboro es para Gaberman una metáfora perfecta de durabilidad, resistencia y amor por un estilo de vida sencillo. 

leer más

cerrar
cerrar