Best Of Gloucester County Best Of Gloucester County

Álbumes

Danielson DanielsonBest Of Gloucester County

6.9 / 10

Danielson  Best Of Gloucester County SOUNDS FAMILYRE

Dicen que si no se está preparado para todo no se está preparado para nada. Es algo de lo que mentalizarse a fondo a la hora de enfrentarse a los discos de Daniel C. Smith, una de las mentes más chifladas del indie norteamericano. Smith lleva más de veinte años dando forma a un cancionero deliberadamente dislocado, ya sea firmado bajo el signo de Tri-Danielson, Brother Daniel, Danielson Famile o simplemente Danielson. Le canta a lo más trivial de la vida corriente, intentando siempre rizar el rizo del pop que escuchamos habitualmente con arreglos esdrújulos, volúmenes apretados y unas estructuras que se estrangulan a sí mismas. En “Best Of Gloucester County” el cometido es el mismo de toda su carrera, mas planea ahora la sensación de haber querido neutralizar un poco ese grado de elefantiasis que caracteriza a su música; de acortar distancias, en la medida de lo posible, respecto de los cánones que frecuentan la infinidad de amigos que tiene en la escena folk-pop estadounidense. La sensación de orgía sónica es menor (¿porque ha rebajado considerablemente el número de miembros de la banda-familia?) y las habituales referencias religiosas, presentes sobre todo en la apertura con “Complimentary Dismemberment Insurance” y en el cierre con “Hosanna In The Forest”, parece, paradójicamente, que eso no lo perdonan.

Igualmente, aunque esto resuene en la cabeza de manera menos excitante que el radiante “Ships”, aunque el caos sónico no suene tan divertido como el de aquel jolgorio de disco, los más atrevidos y dispuestos no tienen por qué temer. El cupo de excentricidad y distinción siempre está garantizado en Danielson. Todos los temas tienen su músculo pero se corre el riesgo de arrastrar tras la escucha unas buenas agujetas, sobre todo por culpa de canciones tan enrevesadas como “Olympic Portions” o tan hastiadas (¡lo peor que se puede decir de Danielson!) como “Towering Above That Hill”. Digamos que a la producción del álbum, y a la pasión que pone en ella, se le pueden reconocer todos los méritos que quieran, pero por momentos reina una falta de empatía hacia el oyente difícil de disimular y de disfrutar, como si quisiera desarrollar su verborrea en pretérito pluscuamperfecto y la jugada le acabara saliendo conjugada en subjuntivo. Eso sí, “Best Of Gloucester County” no va a rebajar en nada su estatus de banda de culto, es posible que hasta la haga crecer. Pero no se pongan con esto si ya de por sí les cuestan trabajos atonales como los de Daniel Johnston, Captain Beefheart, Deerhoof o The Fiery Furnaces (a quienes directamente parecen emular en la única disfrutable de verdad, “Lil Norge”, en la que colabora Jens Lekman), y ni mucho menos se acerquen sólo porque Sufjan vuelva a formar parte del equipo. Casi merece más la pena leerse las graves letras por separado y ahorrarse una aspirina.

Cristian Rodríguez

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar