Begone Dull Care Begone Dull Care

Álbumes

Junior Boys Junior BoysBegone Dull Care

7 / 10

Junior Boys Begone Dull Care

DOMINO / PIAS

Consagrados con dos trabajos de excepción, la duda ante “Begone Dull Care” consistía en comprobar si Junior Boys se marcarían con él un antológico ‘tres en raya’. Pero va a ser que no. La verdad es que no cabía esperar nada mejor que “So This is Goodbye”, así que incapaz de superarse a sí mismo el dúo canadiense se relaja y entrega un disco de transición que escapa de los ambientes agorafóbicos explorados hasta ahora y busca un respiro que les libere de la presión impuesta por las expectativas.

Compuesto a distancia (Matt Didemus se ha mudado a Berlín), grabado con un equipo que nunca antes habían manejado y volcado finalmente en cintas analógicas, “Begone...” vuela libre y solo pero le falta algo para ser una obra tan definitiva y unitaria como sus anteriores. ¿Qué? Pues canciones desde luego que no: las hay preciosas y precisas, como "Parallel Lines", "Work" y "Hazel". ¿Qué falla entonces? Quizá una secuenciación discutible, la falta de riesgo en la composición o una ausencia de dirección en el enfoque de un conjunto de temas que suena despistado.

Mezclada más alta que nunca, la cremosa voz de Jeremy Greenspan flota sobre pasajes de synth minimal trufando de r’n’b blanco románticas hiperbaladas. Todas sus profilácticas, sofisticadas y sensuales constantes siguen presentes, así como la habilidad del grupo para jugar con el tiempo y el espacio, punto fuerte que heredan de sus iconos The Blue Nile. Dicho aspecto tampoco lo descuidan y se traduce ahora en una sensación como de teletransporte, muy Moroder. Pero se acusan ligeros síntomas de estancamiento. Sorprende, por ejemplo, el coitus interruptus del final de "Bits & Pieces", corto y cambio hacia una "Dull to Pause" deliciosa pero desubicada en el ecuador del disco. También mosquea lo poco exigente que es "Sneak a Picture" y, en general, la excesiva transparencia del disco. No son grandes meteduras de pata, pero ratifican que “Begone...” no está a la altura de sus anestésicas obras maestras. A nosotros no nos embelesa por igual, y para ellos no es tal desafío. Cristian Rodríguez

* El disco sale a la venta en España el 11 de mayo

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar