Beacon Beacon

Álbumes

Two Door Cinema Club Two Door Cinema ClubBeacon

6.9 / 10

Si con tu debut, para sorpresa de todos, acabaste petándolo de mala manera, ¿para qué vas a intentar cambiar? Pocas bandas debutantes pueden presumir de la legión de seguidores que Two Door Cinema Club consiguieron amasar hace dos años con “Tourist History”. Llegaron en ese preciso momento en el que las grandes bandas del revival post-punk de flema británica, como Bloc Party o Editors, estaban ya aburridas de sí mismas. Pero lo mejor fue comprobar cómo, en tiempo récord y sin pretensión alguna, estos irlandeses se hicieron notar con respecto a su competencia gracias a unos temas que tanto se aprovechaban de la vertiente más bailonga del dance punk como de una colección de riffs tropicalistas y juguetones. El populacho quería dejarse el alma derritiendo la suela de sus Converse y ellos jugaron estupendamente sus cartas con unos directos de una irresistibilidad hiperenergética. Nada que objetar acerca de su merecido éxito.

Tras su eclosión mediática, ahora llegó el turno de volver al ruedo sin ninguna etiqueta de hype que les cuelgue de la espalda. La incertidumbre acerca de si podrían revalidar la buena acogida de singles de la talla de “I Can Talk” o “What You Know” suponemos que a muchos fans les ha estado quitado el sueño. Que estén tranquilos. “Beacon”, producido por Jacknife Lee (U2, Bloc Party, R.E.M.), puede parecer menos frenético, adictivo y algo defectuoso en su segunda mitad (pese a que la pieza titular pueda hacer las delicias de los seguidores de los últimos Death Cab For Cutie por ese tufo a “You Are A Tourist” que desprende antes de que arranque su estribillo), pero eso no quita que podamos seguir encontrando suficientes alicientes, durante sus primeros minutos, que alarguen nuevamente la borrachera de su éxito. “Wake Up”, “Handshake” o “Someday” son tres bombas que podrían haberse colado sin problemas entre lo mejor de su primer LP. Otra cosa no, pero dominan como nadie los estribillos carne de estadio.

También hay espacio para la automoderación (la buenrrollista “Sun” se crece gracias a esas trompetas ideales para una fiesta mayor de pueblo), probar suerte con los arreglos de cuerda e incorporar un toque femenino a la inherente visceralidad de sus interpretaciones (ambas apreciaciones pueden comprobarse en “The World Is Watching”) sin sonar forzados o renunciar a la columna vertebral de su sonido. Quién sabe si de cara a un futuro álbum se pondrán el mundo por montera y nos saldrán con un giro estilístico que nos desarme. Pero, por de pronto y a día de hoy, la banda sigue siendo fiel a su sonido e igual de disfrutable que cuando les conocimos. Diversión asegurada durante un par de temporadas más, que falta nos hace.

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Sascha Braunig

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Nuevas savias musicales que no merecen pasar desapercibidas.

leer más
aleix salo

Actualidad

Esto es lo que piensan los yanquis de la vieja Europa

Pequeños seres regordetes que nos cuentan la desaparición de la clase media en Europa y las tensiones entre estados occidentales.

leer más
James Kirkup

Actualidad

9 discos sugerentes que no debes pasar por alto

Para que sigas la actualidad sin fisuras. Y, aún más importante, con placer.

leer más
Joan Didion

Actualidad

"Escribo para sobrevivir": una historia sobre la conmovedora vida de Joan Didion

Griffin Dunne y Susanne Rostock han iniciado un Kickstarter que en sólo unas horas ya ha sobrepasado su propósito. ¿Su proyecto? Rodar el primer ...

leer más
homer

Actualidad

5 políticos piripis que dejan #lodePabloIglesias a la altura del barro

¡Salud!

leer más
slaughterhouse

Actualidad

“Cuando la víctima eres tú”: el documental sobre mataderos donde muere el verdugo

¿Recibirá La Parka el próximo Oscar?

leer más
Meneo Okuda

Actualidad

El arte urbano se hace carne rebelde en 'El Jardín'

Cuerpos desnudos y caras sin rostro en una nueva explosión de surrealismo pop con subtexto político.

leer más
blanco negro

Actualidad

Cuando diferencia es sinónimo de brutal belleza

Como una de las clásicas campañas  de Benetton, pero con una pizca de surrealismo y otra de erotismo.

leer más

cerrar
cerrar