Banks Banks

Álbumes

Paul Banks Paul BanksBanks

7.5 / 10

Hace tres años, Paul Banks publicó un disco bajo el seudónimo de Julian Plenti, nombre que le acompañó artísticamente durante los años previos a la formación de Interpol, la banda que encabeza y que le ha hecho famoso. Aquel bajón titulado “Julian Plenti Is… Skyscraper” contenía un puñado de temas concebidos años antes del debut de Interpol (aunque con makeover para actualizarlos) y que no estaban en absoluto a la altura de los facturados en los dos primeros trabajos de la banda. Los temas “Only If You Run”, “Fun That We Have” y “Games For Days” eran, curiosamente, muy cercanos al sonido de Interpol. El hecho de que Sam Fogarino tocara la batería en “Games For Days” y que la voz de Banks es inconfundible tampoco ayudaban a la causa, y era complicado alejarle de la amplia sombra de Interpol. Aunque el resto del álbum era otra historia muy distinta. Algo parecido sucede con su nuevo trabajo en solitario, titulado simplemente “Banks”. Aunque es a su vez distinto a “Julian Plenti Is…Skyscraper”, ya que es un trabajo escrito durante los dos últimos años en el tiempo libre entre giras de Interpol y refleja al Paul Banks actual, no a aquel Julian Plenti que jamás había tocado ante miles de personas ni había visto las letras de sus canciones bajo el escrutinio de la prensa mundial.

Obviamente, las canciones de este trabajo son mucho más maduras, se notan los kilómetros recorridos y la mano benévola del tiempo. A la primera escucha se percibe un Banks curtido, que ha aprendido a prestar infinita atención a cada detalle, y se infiere que, de igual manera que hace con Interpol, no deja ningún cabo suelto. Es el tipo de discos que con cada escucha descubre algo nuevo al oyente, invitándole a sumergirse más profundamente hasta que las melodías consiguen anclarlo de tal forma que se acaba olvidando de salir a la superficie para respirar.

Los tres temas que más se alejan del sonido Interpol (cosa complicada, ya que la voz de Banks es uno de los elementos más fuertes e importantes de la mezcla), son “Young Again”, “Lisbon” y “Another Chance”. “Young Again” es suave y delicada, con un Banks que suena menos denso de lo usual, como si estuviera al mando de unos Interpol edulcorados. “Lisbon” es un pequeño oasis instrumental en el que uno puede tomarse un descanso de la omnipresente voz de Banks para poder poner los pensamientos en orden y asimilar la primera parte del disco. “Another Chance” es un ave rara con una orquestación delirante y retorcida como el personaje de la película “Black Out” que se samplea en loop insistiendo que hay algo mal con su cerebro. En la frontera entre Interpol y Paul Banks se encuentra “Over My Shoulder”, un tema que se puede colar perfectamente en una sesión de post-punk y new wave, entre The Bolshoi, Psychedelic Furs o Echo and The Bunnymen.

Es difícil separar a Interpol de Banks, en primer lugar por su voz, y en segundo porque en el disco se encuentran todos los elementos que residen en las canciones de la banda: tensión, misterio, oscuridad, rabia, drama y amenazas. Y como él mismo apunta, “Interpol es una influencia muy grande a la hora de componer canciones”. Aquí también existen líneas tan absurdas y crípticas como aquella memorable de “NYC”: The subway is a porno / Pavements they are a mess”. Atentos a las de “Arise Awake”: “Here comes the dolphin times / I don’t call them filthy”. Aunque musicalmente aquí no hay choque de ideas, ni de egos, ni de métodos, Banks es el capitán de la nave y dueño y señor de las canciones al cien por ciento, y por eso mismo prefiere acompañarse de otros músicos en lugar de recurrir a sus compañeros de banda. El resultado es un disco sólido que retrata el progreso de un artista con inquietudes y ganas de expandir sus horizontes fuera de su zona de confort. Un álbum que demuestra que Banks es parte esencial de su banda y que no tendría ningún problema para volar en solitario si fuera necesario.

Por cierto, que este disco no significa de ninguna manera que la banda se separe: los fans más recalcitrantes podrán ponerlo en la estantería junto a esa recién publicada edición de lujo del décimo aniversario de “Turn On The Bright Lights” mientras esperan a que Interpol publiquen ese nuevo título en el que ya se encuentran trabajando.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar