BM BM

Álbumes

Barbara Morgenstern Barbara MorgensternBM

9 / 10

Barbara Morgenstern BM MONIKA ENTERPRISE

Hubo un tiempo en que Berlín fue la capital más efervescente del pop electrónico, el sello Morr Music no paraba de sacar referencias de ese género que los medios habían ideado en llamar indietrónica y se popularizó de tal forma que a los pocos años cayó por su propio peso y se ha mantenido tan sólo gracias a la labor de sus mejores artistas.

Barbara Morgenstern se ha labrado una carrera independiente a las modas, más delicada e independiente. Junto con su faceta de remixer ha ido editando pequeñas gemas electro pop y confeccionando una coqueta cartera de fans que atienden todas sus referencias. Tras la excelente acogida que tuvo su anterior disco “The Grass is Always Greener” (Monika Enterprise, 2006), ha ideado un “BM” con colaboradores de lujo: es el caso del siempre genial Robert Wyatt, que la acompaña en la canción “Camouflage”, y juntos alcanzan uno de los momentos más emotivos de Este “BM”: un baladón triste, melancólico a espuertas y repelto de pasajes cinematográficos, gracias en parte a la colaboración de la chelista de Antony And The Johnsons, Julia Kent, que ha ideado los arreglos de acuerda.

“Morbus Basedow”, sin duda, es el tema del disco, sobre una buena masa de electro repleta de enjundia, ritmos rotos y glitchs pelín hardcore aparece la apacible voz de Barbara Morgenstern , trayendo la calma allá donde reina la tempestad y ofreciendo una arco de entrada al piano, el leitmotiv de “BM”. En “Monokultur” suena japo y deliciosamente instrumental. Mientras que “Driving My Car”, el tema que abre el disco, es un canción paisajística que va de menos a más, de forma sencilla y naturalista, gracias al acento estructural del piano, unos slides propios del mismísimo Ry Cooder y la inmersión a tiempo de una batería que alza levemente el tema. “Come To Berlin” es uno de esos temas electrónico en los que la Morgenstern se luce como pocas y logra enfrascar la esencia de su sonido, otro tema que luce gracias a su fraseo angelical y el adorno de las cuerdas de Kent. Lo bailan los freakies y también los hippies. Hasta mi madre si se da el caso. David Pareja

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar