Azari & III Azari & III

Álbumes

Azari & III Azari & IIIAzari & III

7.9 / 10

Azari & III  Azari & III LOOSE LIPS

Llamémoslo “antología de Azari & III”, pues las pocas ganas imaginativas que han puesto los canadienses en titular su estirado álbum de debut desmerecen el contenido de este disco. Aunque algo caduco, pues parte del repertorio lleva sonando en nuestras carcasas multimedia más de dos años, el conjunto de temas que componen el debut largo de Azari & III bien podría ser un “The Very Best Of” de la gente que mejor ha sabido trasladar el espíritu vogueístico, aka “Paris Is Burning”, a nuestros días. Si bien las dotes en la producción de Dinamo Azari y Alexander III merecen un sonoro aplauso, no hay que olvidar la suerte o el acierto al dejarse acompañar por esas dos hijas bastardas de Willi Ninja: Fritz Helder y Starving Fut Yell. Si habéis tenido la oportunidad de ver al cuarteto encima del escenario, estaréis de acuerdo conmigo en que esas dos pertardazas merecen al menos el 60% del caché. Y que la experiencia de ver a Azari & III en directo –sea la hora que sea y aunque toquen dentro de un camión de BCNeta– resulta de lo más gratificante.

Vayamos al lío: ¿merece la pena hacerse con este disco? Si no te hiciste con la colección de singles –desde Turbo hasta Permanent Vacation se han encargado de ponerlos en las calles–, definitivamente sí. “Azari & III” recoge todos los “imprescindibles” de los últimos 24 meses. “Into The Night” obra de apertura para tu ballroom particular, le sigue la perenne “Reckless (With Your Love)”, que es peor que la Preysler, pues el tiempo no pasa tampoco para ella. “Indigo”, aunque sea la menos queer, es otra indudable joya de baile recubierta de alaridos, una explosión de sex-appeal que no conoce género ni orientación sexual. Simplemente funciona. Enfilando el último tramo “Hungry For The Power” resucita el espíritu vogue; es el preludio para la que posiblemente es la joya de todo el material nuevo que contiene el álbum. “Manic”, el último single, vuelve a poner de manifiesto lo que quedó patente con “Reckless (With Your Love)”. La sabiduría suprema y absoluta de esta gente para mezclar el gueto marica de la west coast de hace 20 años y las nuevas corrientes filosóficas de baile. Pruébenlo en sus casas, con sus amigos, allegados y familiares. El tecnoastur mazado, el trendsetter florecilla, la dependienta del Bershka de los aros de oro, su señora madre… Todo el mundo striking a pose como si no hubiera un mañana.

Hasta aquí, el disco es maravilloso. Pero el relleno que encontramos entre estos temas cojea por pura comparación con el resto de material. Si bien “Lost In Time” pasa la media, “Tunnel Vision” o “Infiniti” me suenan a intento de repetir el ace de aquel “The Worker” contenido en “Indigo EP” y que, en mi opinión, podría haberse llamado “Arrodíllate y chupa, residente del Berghain”. Amo a esos dos pelandruscos vestidos de Tori Spelling en “Sensación de Vivir” y adoro lo que han hecho con el señor Azari y con el señor III. Pero esperaba que el relleno de este disco siguiera el rastro oscuro y estremecedor de “The Worker”. No ha ocurrido. De cualquiera de las maneras, viva la era digital y la papelera de reciclaje. Recorten el tracklist a su gusto.

Mónica Franco

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar