Awe Naturale Awe Naturale

Álbumes

THEESatisfaction THEESatisfactionAwe Naturale

7.6 / 10

La portada vintage es un buen comienzo. Los afros son abundantes, esponjosos; túmulos de cabello cardado que ya indican al curioso el camino. Pero que nadie se confíe, porque no estamos ante el enésimo intento de sacar réditos al boom retro pop soul. THEESatisfaction miran lo justo al pasado, de hecho, su principal acierto es barnizar el legado negroide con un lacado futurista único; un sonido arty a rabiar y directamente emparentado con ese urban jazz cultureta que Shabazz Palaces cuajó con bastante acierto el año pasado en “Black Up”. No en balde, las componentes de este atractivo proyecto ya participaron en el elogiado (quizás en exceso, pero es ya son cosas mías) álbum del ex MC de Digable Planets.

Stasia Irons y Catherine Harris-White han saltado de la autoedición y los EPs a las grandes ligas independientes. El dúo afincado en Seattle ha encandilado a Sub Pop, sello de profunda tradición rockera que apuesta a contrapelo, como ya hiciera con Shabazz, por sonidos afroamericanos de nueva generación. El acierto es mayúsculo. “Awe Naturale” es un artefacto delicado, positivista, candoroso: suda groove a mares y huele a nuevo. El future soul de las chicas desprende una luz calmosa, casi espiritual, y se despliega en una colección de sonidos electrónicos con tacto de cachemir: soul avanzado, funk tostadísimo, hip hop de diseño, guiños tribales en la percusión, sensibilidad melódica con sobredosis de melanina.

Stas y Cat saben entrelazar sus voces con gran eficacia y utilizarlas como si fueran instrumentos. La musicalidad con la que verbalizan sus historias abruma: pueden cantar como Erykah Baduh o Georgia Anne Muldrow, pueden rapear como Lauryn Hill, pueden susurrar como Alicia Keys, y todo lo ejecutan con una fluidez innata, permitiendo que el oyente más intrépido navegue sin sobresaltos de su mano por un estanque de ambrosía negra actualizada. Es un álbum que relaja e insufla buenrollismo al cuadrado. Uno de esos discos que hay que poner un domingo a las 12 del mediodía, mientras juegas con los perros en el jardín o te fumas unos canutos con tus amigos antes del aperitivo.

La línea del disco apunta al coolness y dispara con silenciador. Free jazz progresivo con melodías vocales refinadas y rimas pegajosas en “NaturaE”. Afrobeat y sexualidad soul pasada por el filtro Flying Lotus en “Needs”. Latin jazz con batucada futurista y los raps de Shabazz Palaces en “God”. Spoken word colorista y ondulaciones vocales a la brasa en “Bitch”. R&B hipnagógico y tutti frutti funky en la maravillosa “QueenS”: muy bonito, la verdad, pero si me tuviera que llevar un solo track a una isla desierta, apostaría por los vientos blaxploitation, el breakbeat vintage, las cuerdas veraniegas y los ronroneos vocales de “Sweat”: canciones tan grandes como ésta justifican otro verano en el asfalto. Que alguien llame a Jill Scott y le diga que no está sola.

QueenS

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

cuba2

Historias

Confesiones ocultas desde una Cuba destinada a desaparecer

El proyecto Habana Humana retrata la realidad de Cuba a pie de calle

leer más
Instagram Couple

Ficciones

El oscuro secreto de la pareja más envidiada de Instagram

Alexis y Jay parecen vivir en un cuento de hadas. Pero la realidad es mucho más siniestra.

leer más
ruido

Historias

Los 8 sonidos más inexplicables que hacen tus vecinos de arriba

Si has tenido vecinos en el piso de arriba, has oído ruidos difíciles de explicar

leer más
iris

Historias

Iris Apfel, la it girl de 93 años

Probablemente, Iris Apfel no te prepararía las mejores croquetas del mundo o el arroz con leche más épico pero tiene mucho que enseñarte sobre ser ...

leer más
top tatuajesfeos

Ficciones

15 tatuajes que demuestran que errar es humano

Gente que luce (¿con orgullo?) los tatuajes más abominables.

leer más
crystal

Historias

Esta app te enseña a escribir el e-mail perfecto para cada persona

Crystal analiza a tus contactos para enseñarte el tipo de e-mails que les gustan.

leer más
Grassi

Ficciones

El infame caso de la psicóloga que inducía a sus pacientes al suicidio

¿Hasta dónde serías capaz de llegar en un trabajo que odias?

leer más
cosas dolorosas placer

Historias

20 cosas dolorosas que son tremendamente placenteras

Un pequeño catálogo de placeres torcidos

leer más

cerrar
cerrar