As Above So Below As Above So Below

Álbumes

Azure Ray Azure RayAs Above So Below

6.8 / 10

Para Azure Ray, “As Above So Below” es un album que implica la misma progresión en el sonido que para School Of Seven Bells el paso de “Alpinisms” a “Disconnect From Desire”: el cambio de su estética básica –en el caso de Orenda Fink y Maria Taylor, un dream-pop evanescente e íntimo apoyado en cuerdas mínimas– a una producción más llena, de muchos matices electrónicos, que incluso se acerca al trip-hop noventero en momentos como “To This Life”. Además de los susurros habituales en Azure Ray, esta vez hay un florecimiento importante de beats concisos y efectos crujientes, de modo que las canciones aparecen completamente cambiadas, con tanto adorno sintético, en comparación con “Drawing Down The Moon” (2010), el último de los títulos del dúo según una lógica indie-rock que empezó hace más de diez años con aquella pequeña obra para corazones solitarios de 2001, “Azure Ray”, en Warm Electronic Recordings. Y es un cambio muy lógico, incluso necesario para darle nueva vida a su música tras una década dándole vueltas al pop acústico y seguir adelante.

Lo que no cambia en el dúo de Athens es esa voluntad de trascendencia espiritual que siempre ha invadido sus canciones. Aunque su pretensión sonora para este quinto álbum ha sido la de “sonar a Azure Ray en un universo paralelo”, algo que consiguen de modo parcial con el giro electrónico de la mayoría de las canciones –no así con “The Heart Has Its Reasons”, que parece salida de una época anterior–, las letras siguen estando en otro plano de realidad para Fink y Taylor: los ciclos de la naturaleza, lo espiritual –el título del disco, “As Above So Below”, es una vieja frase alquímica de resonancias neoplatónicas que implica que el mundo material está compuesto de la misma materia que el mundo superior e invisible–, los comienzos y los finales, todo ello alimentado por el hecho trascendente del estado de gestación de Maria Taylor, embarazada de ocho meses en el momento de grabar las canciones.

La experiencia de “As Above So Below” es breve y, en ese sentido, frustrante: sólo han grabado seis canciones, que en conjunto alcanzan poco más de 20 minutos. El embarazo y las responsabilidades asociadas a tal acontecimiento necesariamente obligaron, o eso parece, a interrumpir el proyecto y en dejarlo en una pieza breve pero, aún así, muy sólida gracias al apoyo prestado por el dúo de productores, Todd Fink, de The Faint (y marido de Orenda) y Andy LeMaster, que aseguran haber encontrado inspiración en la electrónica esencialista, moderna y envolvente de Nicolas Jaar y James Blake. No alcanzan ese nivel de sorpresa, porque al fin y al cabo “As Above So Below” no deja de ser un disco de dream-pop agradable vestido con nuevos ropajes, sin descubrimientos de importancia, pero para Azure Ray es un paso importante, pues han adivinado una dirección nueva para ellas, que les sienta bien, que les rejuvenece y les hace seguir en el juego. Cuando vuelvan con nuevas canciones –y esperemos que esa próxima vez sean más– habrá que estar muy atentos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar