We Are All in the Gutter But Some of Us Are Looking at... We Are All in the Gutter But Some of Us Are Looking at...

Álbumes

They Came from the Stars I Saw Them They Came from the Stars I Saw ThemWe Are All in the Gutter But Some of Us Are Looking at...

8.5 / 10

They Came from the Stars I Saw Them THISISNOTANEXITInjusticias de la vida: en los últimos cinco años nos hemos tragado decenas de hypes británicos de corta trayectoria y aún menos aportación creativa. Es lo que hay, pero a veces el mal que hace es que no permite más que a unos cuantos conocer ciertos proyectos. Uno de los secretos mejor guardados por culpa de esas sobre-exposiciones es este proyecto.

Se formaron en 1999, como un colectivo –lo que implica que pueden llegar a ser más de veinte en un escenario- que recuperaba el espíritu libre de la escena de Canterbury a mediados de los sesenta adaptándolo al presente. No a un presente de revival, si no consiguiendo que sientas el mismo vértigo que debieron de sentir los oyentes del primer disco de Soft Machine al dar al ‘play’ en el tocadiscos. Términos como psicodelia, pop, rock, dance o jazz se apretujan en canciones que parecen un tiovivo a cinco veces más velocidad de la permitida. De eso ya habían dado cuenta en sus primeros singles y álbum que editaron en Lo; de no tener miedo a correr riesgos y pensar en la música como algo de lo pueda disfrutar a la vez el instrumentista y el que lo escucha. Las dos referencias más mainstream con las que lo podría comparar serían !!! o los The Chap de los inicios.

Este segundo álbum confirma la línea ascendente del grupo. Arranca con “The Hot Inc” mostrandonos su lado más ortodoxo; sección rítmica y voces consiguiendo que aprietes el puño, recuerdes la new wave y de paso te eches un baile. “It’s Time” es un 2x1; arranca como fiera psicodelia a ritmo disco para después de un puente, seguir cabalgando a ritmo disco hacia un apocalipsis free. Las espirales con los teclados siguen en primer plano en la siguiente canción, que como “Moon Song” son capaces de convencer a un fan de Animal Collective o los Flaming Lips de los últimos tiempos de que hay luz al final del tunel. Lo mismo que puede pasar a nostálgicos de Madchester, el krautrock o fans de Mark E. Smith o James Murphy. Una música que al principio puede pecar de caótica, pero escucha tras escucha permite convencerse de que la postmodernidad puede ser artesanía en vez de deja-vu y también que te pueden dar ganas de hacer el hooligan viéndolos en directo a pesar de que en un principio y por todo lo que he dicho, parezca un disco muy cerebral.

Reconcíliate con la espontaneidad escuchando estas canciones, es el mejor consejo que te podemos dar. Que veas o no extraterrestres es cosa tuya y de lo que tomes.

Alberto Rahim

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar