Angel Angel

Álbumes

Pure X Pure XAngel

7.4 / 10

A Pure X les conocimos en 2011, cuando sacaron al mercado su álbum de debut, “Pleasure”, un trabajo de slowcore vaporoso que cautivó a muchos gracias a unas texturas muy húmedas. En su segundo esfuerzo, “Crawling Up The Stairs”, las cosas cambiaron. Su vocalista y guitarrista, Nate Grace, sufrió una lesión de pierna que le aportó mucho estrés por el hecho de no tener seguro para pagarse la operación necesaria. Ese convulso periodo repleto de dolor emocional y físico desencadenó en un trabajo mucho más oscuro de lo habitual, pero ahora vuelven un año después con un LP que muestra su carácter más amable, como si el líder de la banda se hubiese reconciliado con el mundo.

Ahora están en Fat Possum, una casa más acorde con sus aspiraciones pop y el título del disco, “Angel”, ya demuestra que Pure X están más abiertos y delicados. Grace lo describe como “el arco personal de descenso al infierno y la lenta escalada hacia de nuevo hacia fuera”. Y más o menos de eso trata el largo. Reúne sus canciones más accesibles, que se mueven calmadamente por las aguas del psych-pop y el dream-pop. Bellamente construido, el álbum se mueve a través de los géneros e influencias sin apenas inmutarse. Aquí no hay nada de las atmósferas brumosas del pasado. Parece mentira que lo grabasen en un salón de baile en la Texas rural en sólo cinco días, porque esto parece el trabajo de una banda mucho más sólida, con unos recursos más amplios. También es su primer disco como cuarteto, lo que parece que les haya reportado una cierta estabilidad. No hay que perderles la pista jamás.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar