And Never Ending Nights And Never Ending Nights

Álbumes

Loops of Your Heart Loops of Your HeartAnd Never Ending Nights

7.3 / 10

Kompakt siempre ha sido un sello incomparable en lo que respecta a recopilaciones. También es cierto que ésta no es el área de actividad más competida: normalmente, los sellos suelen embutir en las recopilaciones una cantidad incongruente de temas seleccionados a partir de su plantilla en curso que, una vez en el disco, no acaban de encajar muy bien entre sí. De hecho, dejando de lado las recopilaciones de Kompakt, la única antología de un sello que todavía escucho con frecuencia es la maravillosa retrospectiva de Anticon, “1999-2004”, que documenta el momento más dulce de su catálogo de una manera verdaderamente fluida y original.

Las recopilatas de Kompakt son harina de otro costal, sin embargo. Más que rememorar sus glorias pasadas o pregonar a los oyentes los lanzamientos que están por venir, sus selecciones suelen condensar temas exclusivos que no habían sido publicado antes. Los cortes más subidos de tempo o cercanos a la música de baile aparecen siempre en la serie “Kompakt Total”, que se edita en verano, mientras que las selecciones de ambient y piezas para escuchar en casa se recopilan en los volúmenes “Pop Ambient” cada invierno. Es una manera única de mostrar lo que están haciendo en cada momento, y cada nuevo volumen suele ser tan imprescindible como el anterior.

The Field, el alias de Axel Willner, ha sido uno de los artistas fundamentales de Kompakt desde que hizo su primera aparición en el sello en 2005. Y aunque su álbum de debut se publicó siete años después del nacimiento de la marca, sus ejercicios basados en loops ondulantes y eufóricos encajan a la perfección con el sonido de marca de Kompakt, minimalista y exuberante. Y aunque sus tres álbumes hasta el momento se han decantado hacia el lado “Total” de la cuestión, también ha aportado varios cortes a las recopilaciones “Pop Ambient”.

Loops Of Your Heart es el apodo que ha encontrado Willner para presentar este aspecto más tranquilo de su proceso creativo. Es interesante hacer notar que, aunque el primer corte bajo su nombre apareció en la recopilación “Pop Ambient 2012” del mes pasado, el álbum no está editado en Kompakt, sino en otro sello electrónico de Colonia, Magazine. Este sello volátil parece estar desarrollando un sonido que mezcla el presente minimalista y electrónico de la música electrónica hecha en Alemania con su pasado en la escena cósmica y krautrock –el primer EP que se publicó en Magazine venía firmado por un nuevo súper grupo electrónico llamado Cologne Tape (en el que ya participaba Willner), aunque el primero álbum fue el de Drums Off Chaos, un colectivo liderado por el batería original de Can, Jaki Leibezeit–.

El segundo álbum es este “And Never Ending Nights” de Willner, y de la misma manera en que siempre se ha sabido adaptar al sonido de Kompakt, aquí sigue al pie de la letra la fórmula de Magazine, rechazando sus herramientas habituales en favor de una amplia variedad de sintes antiguos que han dado como resultado un álbum que podría haberse editado hace 30 años. La influencia de Hans-Joachim Roedelius y Dieter Moebius, los hombres detrás de Cluster y Harmonia, es palmaria a lo largo de todo el minutaje. De hecho, esos sintes calmados y sumergidos, así como las puntuales líneas de guitarra, parecen casi una parodia. Por suerte, el disco nunca deja de sonar a Axel Willner en ningún momento. Las oleadas de sintes subidos de tempo del primer corte, “Little You, You Should Develop”, carecen de ese beat techno que les habría llevado a territorio The Field, mientras que la hermosa “Cries” habría sido una conclusión perfecta al magnífico “Looping State Of Mind” del año pasado.

Los cortes más retro-céntricos tienden a ser más cinemáticos. “End”, en particular, suena como si fuera a estar acompañado por tomas en Super 8 de agua fluyendo a lo largo de algún afluente del Rin. En otra parte, “Broken Bow” comienza con un sonido de gong electrónico repetitivo que choca contra un bajo gruñón que recuerda a ciertas películas de ciencia-ficción siniestras, antes de que entre una caja de ritmos y haga subir disparado el tempo hasta que el tema suena como si el Aphex Twin de la época “Selected Ambient Works” hubiera compuesto la música para una escena de persecución en “Blade Runner”. Y aún así, Willner nunca se aleja de sus elementos más humanos: en “Neukölln” se puede escuchar el sonido apagado de unos niños jugando cerca de su estudio.

Todo esto podría menospreciarse diciendo que es una simple pieza inspirada en un periodo pasado, un tributo reverencial a la música electrónica cósmica que todavía sigue siendo una fuente de inspiración para muchos artistas de hoy. Pero aunque te hayas hartado de esa estirpe de artistas retrógrados que no dejan de echar la vista atrás hacia las décadas pasadas en busca de un sonido olvidado del que aprovecharse, aquí al menos hay que rendirse y admirar su autenticidad. Quizá Magazine no sea un sello con el prestigio acumulado de Kompakt, pero si son capaces de escarbar en el krautrock de esta manera, como mínimo lograrán construirse un nicho valioso en el que no habrá lugar para el pastiche. Para Willner, mientras tanto, este disco representa una convincente alternativa ‘Pop Ambient’ a su material más ‘Total’.

Neukölln

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar