Amon Tobin Amon Tobin

Álbumes

Amon Tobin Amon TobinAmon Tobin

7.8 / 10

Esto es una fiesta. O una ruina. Los fans de Amon Tobin, que ya son legión y suelen defender al brasileño con un cartucho de dinamita encendido entre los dientes, tienen ante sus narices un artefacto que desafía directamente los estragos de la crisis, pero merece la pena tener en casa tanto por calidad como por cantidad. Si hay que comer Fabada Litoral o crema de verduras en Tetra Brik durante dos semanas para comprar el juguete, se hace y punto. De hecho, los afortunados que han catado el concierto-performance de la gira del exitoso “ISAM” saben perfectamente que la experiencia de Amon Tobin va mucho más allá de la simple escucha y exploración de paisajes sonoros experimentales. El directo –por llamarlo de algún modo– del alquimista sampládelico es un diálogo muy elaborado entre música y audiovisuales de última generación; va un paso más allá: la música parcheada y misteriosa del tipo funciona como banda sonora de un show futurista con cubos tridimensionales que ha dejado boquiabierto al mundo y se podrá ver, por cierto, en el Sónar de este año.

El creciente éxito de Amton Tobin, convertido poco menos que una deidad de la IDM y el sampling, bien podría haberse alicatado con una colección de grandes éxitos o algo explotable, pero Ninja Tune no juega casi nunca sobre seguro, siempre mima y respeta al autor y al cliente. Por eso ha optado por homenajear al beatmaker como Dios manda, esto es, con toneladas de material inédito y un packaging tan cojonudo que pide a gritos un puesto de honor al lado de la Playstation o el nuevo Macbook que te has pillado.

Empecemos por los datos en frío. Estamos ante una edición limitada en una caja que emula una especie de prensa atornillada de color grafito. Diseño industrial de primera magnitud. Espectacular. Una vez abierto el armatoste, uno se topa con un bufé libre de música amontobiniana en bucle infinito y plagado de caramelos para saciar al fan más exigente. Seis vinilos de 10”, siete CDs, dos DVDs y varios pósters. Material en abundancia, insisto, en su mayoría inédito o nunca publicado en soporte físico, guardado pulcramente en uno de los cofres más atractivos y mejor diseñados que se ha visto en bastante tiempo en los páramos del coleccionismo.

En el apartado puramente sonoro, mucha tela que cortar y toda de calidad. Difícil abarcarlo todo. Aquí encontraréis material primigenio que nunca había visto la luz –ideal para conocer al primer molde imperfecto de Amon Tobin–, música para televisión y cine, bootlegs habidos y por haber, el directo de “ISAM” planchado en CD, remezclas, versiones y reinterpretaciones del tracklist de “ISAM” de otros productores, remezclas de Tobin para otros artistas, el concierto del Royal Albert Hall de Londres con orquestón de regalo, y lo más jugoso a mi juicio, los míticos Monthly Joints que el viejo Amon sólo había editado en vinilo para unos pocos afortunados. Un atracón para paladares voraces. Si a eso le sumamos que sólo hay 4000 cajas, que existe la posibilidad de registrarte y bajar más música por Internet, y que hay un DVD con el show de “ISAM” enterito y otro con una lista infinita de videoclips, convendremos que los ciento y pico euros largos que cuesta la broma saben a poco. Tan sólo un reproche. Se habría agradecido poder disfrutar del concierto en formato Blu-ray: todos sabemos que 1080p es la nueva mierda.

¿Te ha gustado este contenido?...

cerrar
cerrar