Alternate/Endings Alternate/Endings

Álbumes

Lee Bannon Lee Bannon Alternate/Endings

7.4 / 10

Quien acuda a "Alternate/Endings" en busca de un disco de hip hop instrumental que se dé ya la media vuelta. Aunque Lee Bannon ya enseñaba en octubre, con "Place/Crusher", su ambición de trascender la etiqueta hip hop, el salto estilístico entre ese primer EP y este primer álbum en Ninja Tune es casi abismal. No solo en lo que respecta al oyente, que se topa de bruces con un disco robusto de jungle, sino también para el propio Lee Bannon, que ha abandonado la soledad del método "bedroom producer" para meterse en un estudio y construir junto a músicos (Zach Hill de Death Grips o Juan Alderete de Mars Volta, por ejemplo) canciones mucho más sopesadas, tanto individualmente como en el conjunto del disco.

Hablando mal y rápido, "Alternate/Endings" es una auténtica paja mental de Lee Bannon, que ha contado con el tiempo y los recursos suficientes para llevar a cabo su propia fantasía, que a la vez es un desafío personal. Fantasía por poder regurgitar todo la discografía de Aphex Twin, Squarepusher, Goldie o Burial consumida a lo largo de su vida. Desafío personal por salirse por la tangente, abandonar su zona de confort rap y demostrar su valía como productor en un terreno, a priori, desvinculado de su propia discografía. Sin embargo, Lee Bannon entiende el jungle como hip hop acelerado y así lo ha parido en este álbum (fijaos cuán evidente resulta al escuchar "Phoebe Cates").

El disco entero tiene la consistencia del mercurio líquido, es densísimo pero fluye con extrema facilidad gracias a la férrea voluntad de Lee Bannon de imaginar patrones rítmicos (ni un Amen break en 12 cortes) que en muchos casos son deliciosos incluso para los que no comulguen con la religión jungle, como "Cold/Melt". La predisposición del estadounidense por lo pasajes ambientales no es nueva, y la aplicación aquí es igual de magistral que en su revisión del southern en "Caligula Theme Music 2.7.5". Los pasajes más superfluos de "Ready/Available", la solemne "216" o "Value 10" encuentran su equilibro en la dureza y nervio de "Resorectah" (su sample vocal es la gloria) o el caos emborronado de "NW/WB", corte que huele por los cuatros costados a sus antiguos vecinos de Sacramento, Death Grips. Riguroso y academista, Lee Bannon ha revisitado la IDM con la frescura e ingenuidad que le aportan la distancia geográfica y la temporal. Y en esa frescura e ingenuidad reside todo su valor.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar