After the Storm After the Storm

Álbumes

Barem BaremAfter the Storm

7 / 10

barem_cover

MINUS

Los títulos de las canciones que conforman este largo de Barem silabean un mensaje: “There is nothing better than a blue clear sky after the storm”. Si pensamos en que la tormenta a la que puede aludir el título fuera una descarga techno y que lo que hubiera después fuera esto, sería perfecto. “After The Storm”, en cambio, es un disco dulcemente perezoso, un poco como un cielo azul después de la electricidad de una descarga de lluvia y truenos: techno reduccionista muy percusivo, cálido, híperrítmico, limpio, tranquilo y sorprendentemente fresco –y un poco pretencioso, también– para un género que está bastante exprimido. Las melodías de Mauricio Barembuem son bonitas y sencillas, esqueléticamente minimalistas y rotundamente escuálidas, cargadas de groove y con el rollazo que aportan los típicos sonidos ya clásicos de Minus; esos caniqueos secos, hipnóticos, profundos y exuberantes que hacen cerrar los ojos de gusto y pensar en lo dios que es Richie Hawtin (antes de conocer a Barem en una fiesta en su Argentina natal ya había pinchado sus temas, era un fan convencido), por lo bien que elige a los miembros de la familia Minus y el sello tan impecable que tiene.

Los mejores temas del álbum son “There” y “After The storm”, el comienzo y el final, pero es difícil aislarlos si contamos canción por canción. Todo funciona demasiado bien como conjunto y bastante mal por separado (aquí hay pocos temazos de club per se), así que el repelús inicial y la pereza (esta vez en el sentido menos dulce posible) que puede producir ver el mensaje que hay medio escondido entre los títulos cobra total sentido. “After The Storm” es la banda sonora que uno puede escuchar en una tarde o una mañana de Berlín en uno de sus maravillosos clubes a pie del Spree, donde el DJ pincha a velocidad de crucero y a un volumen no muy alto y donde no se sabe bien qué día de la semana es, pero siempre hay gente bailando y disfrutando de cielos azules después de tormentas, mientras otros se estiran perezosamente dejando la vida pasar. Hay pocas sensaciones mejores que ésta, la verdad.

Marta Hurtado de Mendoza

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar