Abtu Anet Abtu Anet

Álbumes

Gultskra Artikler Gultskra ArtiklerAbtu Anet

7.1 / 10

En 2007, cuando Miasmah era un sello volcado casi al cien por cien en autores neoclásicos o en terroristas del ambient, el sello sorprendió a su parroquia con el lanzamiento de “Kasha Iz Topora”, el que era nuevo álbum del compositor ruso Gultskra Artikler, personaje que ya tenía experiencia y recorrido en la escena europea pero que a efectos prácticos era todo un desconocido. Era aquel un disco raro, fuera de todo contexto, en el que predominaba una suerte de folk experimental, decadente y esquivo que sonaba a muchas cosas a la vez pero a ninguna en particular y que se desmarcaba a conciencia de sus compañeros de plantilla en Miasmah. Quizás por eso el álbum pasó más desapercibido y causó menos impacto que otros títulos de la misma compañía, o quizás todo se debía a que su propuesta resultaba más difícil de digerir y asimilar, quién sabe.

Ya de vuelta, Artikler deja claro en “Abtu Anet” que no tiene ninguna intención de aligerar o reblandecer sus grabaciones, por si alguien tenía dudas. Sigue en sus trece: canciones breves, a medio camino entre el folk y el dark ambient, sin estructura definida de ningún tipo, con cierto gusto por la improvisación y la deriva instrumental y con un clima general muy tenso. Una vez más todo está pensado y ejecutado de forma tal que es difícil abstraerse de esa sensación de incomodidad que transmite su música y que incide en el oyente de manera explícita. No hay tregua ni descanso posible, es un álbum insidioso y molesto que te obliga a concentrarte al máximo en lo que trata de exponer y generar. En las antípodas de los referentes planeadores y brumosos, el compositor ruso es una mosca cojonera, entendido esto como un atributo positivo en el ámbito en el que se mueve.

Pero también es justo recalcar que en “Abtu Anet” todo suena más pulcro, definido y espacioso, como si quisiera expresar mayor refinamiento y estilización en su propia música. En canciones como “Shtoj Ti Delaesh” o “Pobochnoe Deistvie” asoma el espíritu de los Popol Vuh más folkies, todo muy nítido y evocador, e incluso en “Berezka”, el tema de apertura, uno podría llegar a pensar que se produce una suavización latente de las formas. No dejan de ser reacciones puntuales y esporádicas de preciosismo controlado dentro de un recorrido que, no nos engañemos, se decanta en todo momento por la opacidad, el cripticismo y el tenebrismo. Una sólida recomendación tanto para habituales del sello y aledaños como para aventureros del folk en guerra con los clichés y lugares comunes del género.

Tvoi Ganteli

¿Te ha gustado este contenido?...

También te gustará

Sascha Braunig

Actualidad

Así suena el presente: un repaso diario a las canciones más frescas del momento

Nuevas savias musicales que no merecen pasar desapercibidas.

leer más
aleix salo

Actualidad

Esto es lo que piensan los yanquis de la vieja Europa

Pequeños seres regordetes que nos cuentan la desaparición de la clase media en Europa y las tensiones entre estados occidentales.

leer más
James Kirkup

Actualidad

9 discos sugerentes que no debes pasar por alto

Para que sigas la actualidad sin fisuras. Y, aún más importante, con placer.

leer más
Joan Didion

Actualidad

"Escribo para sobrevivir": una historia sobre la conmovedora vida de Joan Didion

Griffin Dunne y Susanne Rostock han iniciado un Kickstarter que en sólo unas horas ya ha sobrepasado su propósito. ¿Su proyecto? Rodar el primer ...

leer más
homer

Actualidad

5 políticos piripis que dejan #lodePabloIglesias a la altura del barro

¡Salud!

leer más
slaughterhouse

Actualidad

“Cuando la víctima eres tú”: el documental sobre mataderos donde muere el verdugo

¿Recibirá La Parka el próximo Oscar?

leer más
Meneo Okuda

Actualidad

El arte urbano se hace carne rebelde en 'El Jardín'

Cuerpos desnudos y caras sin rostro en una nueva explosión de surrealismo pop con subtexto político.

leer más
blanco negro

Actualidad

Cuando diferencia es sinónimo de brutal belleza

Como una de las clásicas campañas  de Benetton, pero con una pizca de surrealismo y otra de erotismo.

leer más

cerrar
cerrar