Sports

Batalla campal en Barcelona entre grupos ultras de extrema derecha del fútbol español

Ultras de Atlético de Madrid, Real Madrid y Sabadell se manifestaban contra la independencia de Cataluña, pero acabaron a sillazos entre ellos

El Día de la Hispanidad en Barcelona empezó tranquilo. Durante la manifestación en contra de la independencia de Cataluña convocada por la extrema derecha representada en Societat Civil Catalana no hubo disturbios, hasta que acabó. En ese momento -a eso de las 12h del mediodía- se produjo una batalla campal entre grupos nazis lanzándose sillas y otros objetos a la altura del Café Zurich de Plaza Cataluña.

Los protagonistas de la pelea eran ultras de extrema derecha del fútbol español, concretamente miembros de Ultras Sur -del Real Madrid-, Frente Atlético -Atlético de Madrid- y Hooligans Vallès -CE Sabadell, de Segunda B-.

Todos ellos fueron a la manifestación en el mismo bando anti independentista. Sin embargo, las diferencias futbolísticas acabaron superando a las coincidencias políticas: varios miembros de Hooligans Vallès tuvieron un encontronazo con otros ultras de extrema derecha madrileños pertenecientes a Outlaw Madrid. Se trata de los herederos de Ultras Sur y antiguos miembros de la organización neonazi Hammerskin, ya ilegalizada.

Al principio varios medios dudaban de la presencia de Frente Atlético, pero también andaban por la zona, o al menos, algunos de sus antiguos miembros. Fue el colectivo Suburbios, una antigua facción de los ultras nazis del Atlético de Madrid que abandonó el Frente Atlético precisamente por sus relaciones con Hammerskin y Ultras Sur.

De Hooligans Vallès se dice que tienen una buena relación con los ultras del Barça, lo que precisamente podría haber hecho disparar el enfrentamiento.

Según las informaciones que se han publicado, los nazis de Madrid se pusieron delante de los ultras del Sabadell para provocarles. Uno de ellos le habría pegado un guantazo a un ultra manifestante catalán y los nazis de Sabadell fueron a ayudarle de inmediato. Por último, la policía identificó a 28 personas del grupo de extrema derecha Hogar Social Madrid y registraron cuatro de sus vehículos en el barrio de Gracia de Barcelona, encontrando un puño americano, una cadena, banderas preconstitucionales y bengalas. Acabaron con una denuncia por tenencia ilícita de armas.

En definitiva, uno de los momentos más bochornosos de este año vinculados a la violencia en el fútbol español. Imágenes que corren como la pólvora, manchan al deporte rey y demuestran que los grupos ultras siguen siendo un problema sin resolver dentro y fuera de los estadios.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar