PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Disfrazadas de hombres para entrar en los estadios iraníes

H

 

Y ni con esas: el gobierno no les deja ver el fútbol en vivo

Omar Naboulsi

15 Febrero 2017 12:01

En Teherán las autoridades iraníes han impedido la entrada a un estadio de fútbol a ocho mujeres que se habían disfrazado de hombres para evitar la prohibición impuesta en el país de asistir a recintos deportivos.



Un responsable del Ministerio del Interior, Ali Reza Adeli, se encargó de notificar el incidente a la agencia semioficial de noticias Tasnim. Las chicas, que no fueron detenidas, quisieron asistir el pasado 12 de febrero al partido entre el Esteghlal y Persepolis de la 21ª jornada de la Copa del Golfo en el estadio Azadi, pero fueron "descubiertas" por los guardias de seguridad pese a llevar ropa de hombre.

Los dos equipos son los más populares de la capital y se jugaban mucho en un partido que terminó ganando 3-2 el Esteghalal, que va tercero en la clasificación.

No es la primera vez que esto ocurre en Irán y no parece que la situación vaya a cambiar. Según Adeli, la prohibición va a seguir en pie "por el bien de las mujeres", a las que recomienda ver los partidos por televisión. De hecho, otras tres chicas tampoco pudieron entrar a ver el encuentro entre Esteghlal y Al Sadr que se jugó la semana pasada.



Desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979, las leyes iraníes establecen una estricta separación entre los sexos en espacios públicos y prohíbe la presencia de mujeres en los estadios. El gobierno argumenta que la prohibición pretende que las mujeres no estén expuestas a la violencia y al lenguaje obsceno que hay en los eventos deportivos.

El Gobierno moderado del presidente Hasan Rohaní ha intentado acabar con estas restricciones, pero las presiones de los ultraconservadores le han hecho recular y las mujeres solo tienen permitido asistir a partidos de volley y baloncesto.

Ante las extremas medidas islámicas y el machismo del país, las mujeres iraníes se rebelan constantemente con pancartas en los eventos deportivos a los que sí pueden asistir. Incluso una película de 2006, Offside, cuenta la historia de mujeres aficionadas al fútbol que se disfrazan de hombres para ir a un partido de eliminatorias del Mundial de Alemania'06.






share