Sports

"Todo el tiempo que me perseguía iba con una sonrisa de comemierda en la cara"

Harta, una mujer explica su historia de acoso mientras corría

El acoso sexual que sufren las mujeres deportistas cuando salen a correr existe y es un grave problema, tal y como explicamos aquí.

Una de estas mujeres, harta del acoso, abrió un hilo de forma anónima en Reddit explicando que un hombre empezó a perseguirla una tarde que salió a correr.

"Empecé a correr y a los treinta segundos un tipo me pasó por delante y se paró justo enfrente mío, así que me detuve para no chocarme con él. Traté de evitarlo, pero no paraba de moverse para ponerse delante de mí una y otra vez. Todo el tiempo que me perseguía iba con una sonrisa de comemierda en su cara".

"Instintivamente me quité los auriculares y le dije "¿Hola?", en un tono que sugería un 'Um, ¿qué coño estás haciendo?'. Él me saluda de nuevo y me empieza a preguntar lo que estoy haciendo. Paso de gastar mi tiempo respondiendo y le digo 'Estoy ocupada, bye'", continuó.

Y:

"Antes de ponerme a correr de nuevo me pregunta '¿Estás segura?'. ¿Que si estoy segura? ¿Tenías que ponerte en mi camino todo el rato para asegurarte de que me detuviera? ¿No te tenías la menor idea de que podría estar ocupada haciendo algo?".

"Estoy cabreada conmigo misma porque quería dar una respuesta más contundente, pero la mitad de mí estaba asustada y preocupada porque podría perseguirme... Estoy muy cabreada y no sé por qué. Probablemente él ya se haya olvidado de todo. Honestamente, ojalá pudiera haberle dicho que se fuera a la mierda, pero sentía que no podía porque no quería más problemas. Tenía miedo de que me pusiera las manos encima", explicó esta mujer anónima en el post.

Las respuestas de otras tantas mujeres identificadas con su caso no tardaron en llegar.

Y no es la única que se ha atrevido a explicar el acoso sexual que sufre cuando sale a correr. Michelle Kirk contó una escabrosa historia: un hombre la detuvo en medio de Nueva York diciéndole que tenía los pechos flácidos cuando estaba haciendo running.

"Lo siento mucho, pero todos mis push ups se están lavando", le contestó. Quería pegarle una bronca bestial al tipo, aunque sus ganas de salir de allí lo antes posible prevalecieron. Tan frustrada estaba con el incidente que lo explicó en Facebook.

"Lo dije sarcásticamente porque la forma en que me habló fue demasiado grosera, como si estuviera arruinando su día porque me vio corriendo. Ahora que lo pienso, no debería haber dicho lo siento porque no había nada de lo que lamentarse, aunque no me estuviera disculpando realmente". Una gran forma de callar a un acosador impertinente.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar