PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

El "Informe García" evidencia la compra de votos en las candidaturas mundialistas

H

 

Un directivo de la FIFA cobró 2 millones de dólares a través de la cuenta de su hija de 10 años

omar naboulsi

28 Junio 2017 12:02

Getty

Mejor prevenir que curar, o eso ha debido pensar la FIFA. El máximo organismo del fútbol mundial ha preferido hacer público el informe interno sobre las irregularidades para la elección de las sedes de los Mundiales de 2018 y 2022 elaborado por Michael García hace 3 años.

Este jurista estadounidense dimitió justo después de entregarlo denunciando una lectura sesgada de su trabajo.

No es casualidad que se haga público justo ahora. El diario Bild anunció el lunes que había tenido acceso al reporte y que durante la semana divulgaría los trapos sucios del mismo, por lo que la FIFA se ha curado en salud y ha publicado las 430 páginas de una investigación que podía ser una auténtica bomba mediática.

Para abrir boca, la primera filtración del diario alemán apuntaba que "dos millones de dólares de procedencia desconocida" acabaron en la libreta de ahorros de la hija de 10 años de un directivo de la FIFA.



En el informe completo no hay casos gravísimos de corrupción, pero deja claro que algunos países candidatos tuvieron "conductas cuestionables de acuerdo con las reglas del procedimiento", o dicho de otra forma, que condicionaron los votos.

Sin ir más lejos, Rusia -donde se disputa el Mundial'18- cooperó muy poco con la investigación de García y no dejó que se vieran demasiadas grietas de sus influencias inapropiadas. De todas maneras, el jurista llegó a saber que Vladimir Putin se reunió con seis de los 22 votantes de la FIFA que participaron en las elecciones de sede en 2010, llevándose sus votos.



De la candidatura de Catar sí que hay más evidencias de su mala praxis.

Por decirlo de alguna manera, el gobierno catarí fue demasiado generoso con los directivos de la FIFA. El entonces emir de Catar fue el anfitrión de una reunión en Río de Janeiro con los votantes sudamericanos que viajaron en jet privado hasta Brasil. Todo pagado por los petrodólares.

El "Informe García" también revela que un "antiguo miembro ejecutivo de la FIFA felicitó a los miembros de la federación catarí por correo y les agradeció un ingreso de varios miles de euros", justo antes de que se hiciera público que Catar acogería el Mundial'22.

Además, otra organización catarí como Aspire Academy, el mayor centro deportivo del mundo, habría estado implicada de forma decisiva en la compra de miembros de la FIFA con derecho a voto.



Si se hubiera divulgado este informe en 2014, es posible que se hubieran repetido las votaciones.

Prueba de ello es que muchos de los directivos presentes en las elecciones de 2010 han acabado hundidos por intentar obtener favores y beneficios personales que elevaran su estatus dentro de sus federaciones.

Ahora están suspendidos por conducta antiética, se enfrentan a acusaciones del Departamento de Justicia de Estados Unidos por cargos de corrupción y/o siguen bajo la lupa de fiscales federales suizos, que tienen 25 investigaciones abiertas que comprenden más de 170 transacciones de supuesto blanqueo de dinero.



share