Sports

El hundimiento de Arda Turan: el ocaso prematuro del mejor futbolista turco

El Barcelona quiere devolver a Turquía a un Arda en caída libre, pero el jugador se niega. Y el plazo acaba a medianoche...

Arda Turan se vuelve cedido al Galatasaray. O eso está intentando el Barcelona, pero el jugador se niega. Con la medianoche como deadline del mercado de fichajes del país otomano, este es el último capítulo del hundimiento del mejor jugador turco de los últimos años.

Recordamos las lecciones que Arda dio con la camiseta del Atlético en el Calderón durante cuatro temporadas hasta que, en el verano de 2015, decidió irse al Barcelona. Ahí todo cambió a peor.

Para empezar, porque Arda se fue a un equipo en el que no podía debutar hasta 6 meses después -en enero de 2016- por la multa de la FIFA al Barça por el fichaje ilegal de menores. El club catalán pagó por él 35 millones de euros.

Al Atlético le costó 15, es decir, que el turco duplicó con creces su valor en el mercado a base de un fútbol eléctrico que enamoró al Calderón.

En Barcelona, como era de prever, no ha llegado jamás a hacerse con un hueco como titular y en temporada y media en el club ha jugado 55 partidos con 15 goles. Pero lo más llamativo es que su valor de mercado a vuelto a ser de 15 millones.

Con 30 años, ha vuelto al estatus que tenía con 25.

Y no solo eso, este año está siendo un reguero de polémica alrededor del turco. Primero fue, en enero, su apoyo sin tapujos al "sí" en el referéndum organizado por el gobierno turco de Recep Tayyip Erdogan para reformar la constitución y así fortalecer aun más un régimen acusado de violaciones de derechos fundamentales de kurdos, refugiados y todo tipo de minorías.

Más tarde, en junio, Arda agredió -cogiéndole del cuello- a un periodista a bordo de un avión en el que volvían de un partido contra Macedonia jugado en Skopje.  Tras eso, el seleccionador Fatih Terim le expulsó de la concentración de Turquía y el jugador anunció que dejaba para siempre la selección nacional.

La cosa no acaba ahí, porque hace poco menos de un mes, y con un nuevo seleccionador -Mircea Lucescu- Arda cambió de parecer. Ha vuelto a ponerse la camiseta número 10 de Turquía y el brazalete de capitán, ha jugado dos partidos esta semana y... ha vuelto a Barcelona lesionado para diez días. Inmediatamente después de su regreso, y justo sobre la bocina de fichajes de la liga turca, el Barça quiere enviarlo cedido durante dos años al Galatasaray, el equipo que le lanzó a la fama. La pregunta es si lo logrará.

Es el agrio presente de un jugador superdotado que quizá no tomó la mejor decisión en un momento dado.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar