Sports

¿Por qué sigue parado el fútbol argentino?

El quilombo no se aguanta por ningún lado: los jugadores están en huelga, no hay dinero de las teles y la AFA sigue sin presidente

En Argentina el fútbol dijo adiós el pasado 19 de diciembre. Desde entonces no se ha jugado ni un solo partido de sus cuatro divisiones de fútbol profesional. Es la insosteniblidad hecha liga de fútbol.

La mayoría de los clubes no tienen dinero desde que el gobierno de Mauricio Macri cancelase el contrato televisivo kirchnerista "Fútbol para Todos", por lo que una gran cantidad de futbolistas llevan del orden de 3 o 4 meses sin cobrar.

El final era inevitable: los jugadores se han puesto en huelga.

¿La solución? Que les paguen, nada más.

LEE TAMBIÉN "Como un Ferrari sin gasolina: así se fue a la mierda el fútbol argentino"

Y nada menos, porque los clubes aún están esperando a que la Asociación de Fútbol de Argentina llegue a un acuerdo para el nuevo reparto de los derechos televisivos con algúna cadena, pero la desorganización de la AFA ha hecho que ese acuerdo no se haya concretado. Esta organización descabezada es un fuego cruzado entre los seguidores del presidente Macri, el líder del sindicato de camioneros, Hugo Moyano, y el presentador estrella de la televisión argentina, Marcelo Tinelli, dueño de una influencia notable entre la población.

Mientras tanto, los clubes subsisten con las migajas que les da el gobierno hasta que una empresa compre los derechos. El mismo gobierno que les dejó sin ingresos.

Ahora que Macri ha sacado la chequera a pasear para que el fútbol vuelva a reanudarse hay peleas internas para distribuirse el dinero. La AFA se encargará de repartir entre los clubes los 23 millones de dólares que acaba de recibir del gobierno. Sin embargo, los futbolistas tienen miedo de que los clubes usen ese dinero para pagar otras deudas en lugar de sus sueldos atrasados: hasta que no les paguen no vuelven a jugar.

De hecho, la competición se iba a reanudar este pasado fin de semana, pero los jugadores no han cedido.

El secretario general del sindicato de jugadores, Sergio Marchi, asegura que solo exigen lo que es suyo. "No pedimos un bono salarial ni mayores sueldos, sino que se le acrediten los sueldos que les deben a los futbolistas desde hace meses", dijo en una compareciencia ante los medios.

La AFA les ha amenazado, pero no les importa. La Federación ha mandado un ultimátum, asegurando que los clubes que no jueguen este fin de semana pueden ser sancionados con puntos en la clasificación, además de arriesgarse a una multa del Ministerio de Trabajo. Algo improbable teniendo en cuenta que se han detenido todas las entidades.

Solo hay algunas excepciones.... los equipos que juegan competiciones internacionales. Aunque la liga local sigue paralizada, los equipos argentinos que participan en la Copa Libertadores de América se preparan para cumplir sus compromisos esta semana.

"Dije hoy que la cosa estaba peor que ayer, ahora digo que está peor que hoy a la mañana", sentencia un Marchi que cada vez ve más turbio el futuro del fútbol argentino.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar