PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Por qué el golf siempre ha sido profundamente racista

H

 

Una polémica servida por Snoop Dogg

omar naboulsi

07 Junio 2017 06:00

(Imagen: Getty)

Es más un secreto a voces que algo que se intenta tapar. El golf ha sido históricamente racista, y lo sigue siendo.

Fue inventado por y para señores viejos, blancos y ricos. En los clubes no podían entrar los negros si no eran caddies, hasta 1990. En ese año, el fundador del Club de Campo de Shoal Creek, Hall Thompson, abrió la caja de pandora cuando alguien le echó en cara que un club que iba a albergar el Campeonato de la PGA Tour no admitiera a negros.

“Esta es nuestra casa y elegimos quién entra y quién no. No discriminamos en ninguna otra área excepto los negros", deslizando que dejaban entrar a mujeres y judíos, tal y como ha rememorado Cracked en esta lista de trabajos racistas.



En ese momento, la PGA amenazó al club con retirarle del torneo. A las pocas semanas, el club aceptó a regañadientes a un miembro negro… y porque era el alcalde de Shelby County, la ciudad donde se encuentra Shoal Creek.

Louis J. Willie se convirtió así en el primer negro en entrar al club, aunque tardaron cuatro años más en aceptar al segundo: Tiger Woods.  

En los siguientes años la PGA estableció que no se permitiría acoger torneos a los clubes con normas discriminatorias. Muchos de ellos ni se inmutaron y decidieron rechazar el dinero y la publicidad de los torneos en lugar de admitir a los negros y/o a las mujeres.

"Mientras esté vivo, los golfistas serán blancos y los caddies serán negros", dijo en su día Clifford Roberts, cofundador del Club Nacional de Augusta. Bueno, murió en los años 70, y con él su sueño racista, porque ahora la mayoría de los caddies son blancos.

Irónicamente, Tiger Woods puede ser el gran culpable. La fama de Woods y su dominio hicieron del golf un deporte mucho más lucrativo. Los caddies cobran un porcentaje de las ganancias del golfista, y con los sueldos que se mueven en este deporte, alguno de ellos se lleva a la cuenta una suma de 6 dígitos al año.



Los negros ya no van ni de caddies al club.

Esta paradoja se ha hecho viral en los EEUU y mucha culpa de ello la tiene Snoop Dogg. El rapero de la West Coast compartió la lista en su muro de Facebook y las hostias verbales por ver si este o aquel trabajo es realmente racista volaron. A disfrutar:



'¿Qué pensáis?', preguntaba Snoop Dogg a sus seguidores.

Lo cierto es que muchos quisieron amortiguar la carga de profundidad de la crítica.



'Los que encuentran racismo en cualquier cosa son generalmente los más racistas'. decía alguien. 'La gente que saca esta basura está buscando excusas para llamar racista a todo. Si quieres jugar al golf, o hacer cerveza, hazlo. Deja de llamar racista a la gente', le daba la razón otra usuaria.



'Los líderes de la comunidad negra deberían enseñar a los chicos a evitar las drogas y educarse para crear un impacto positivo en la sociedad. La gente puede tener prejuicios contra ti pero no dejes que eso te detenga a la hora de conseguir tu meta. No hay racismo, es solo gente que tiene prejuicios contra ti por ser diferente. El color de tu piel no es el límite, solo puedes ser tú el limite', escribía otro tratando de minimizar el comentario social de lo compartido por Snoop Dogg.


'¿Es racista algo solo porque un tipo de población esté más involucrada que otra o simple cuestión de gusto?' preguntaba otro usuario blanco.

En la lista, aparte del golf, también se enumera la moda, la publicidad, el rollo de la cerveza artesanal, el teatro y la literatura infantil como sectores racistas en un tono humorístico que no todo el mundo acaba de coger. Los miles de comentarios en el contenido y el post de Snoop Dogg parecen incluso pocos.


share