PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

La vicepresidenta del Rad se ríe e insulta al jugador que acabó llorando tras 90 minutos de racismo

H

 

"¿Por qué no vuelves a Brasil y les enseñas tus oscuros dedos?"

PlayGround

22 Febrero 2017 17:17

"¿Por qué no vuelves a Brasil y les enseñas tus oscuros dedos?". Esa es una de las frases que escribió Jelena Polic, vicepresidenta del Rad Belgrado en su cuenta de Facebook hace unas horas. Ya no está.


Jelena Polic en un estadio.


La borró, igual que la frase que la precedía: "Al parecer, tenemos que respetar a los demás más que a nosotros mismos, cuando en el equipo de Tito -referencia despectiva al Partizán- tienen siete jugadores extranjeros. Luego las lágrimas falsas y ese falso 'Amo Serbia y es mi casa'". Se refiere, por supuesto a cómo acabó el partido Rad-Partizán el pasado domingo, cuando Everton, tras aguantar 90 minutos de que los ultras del equipo local le tratasen como un mono, hizo un gesto despectivo hacia la grada racista, se desencadenó una trifulca y el brasileño explotó en un llanto que ha dado la vuelta -e indignado- al mundo.


"Acaba llorando tras aguantar 90 minutos de ser tratado como un mono"



En el mismo post, Polic llamó "llorón" a Everton y le acusó de haber insultado al jugador del Rad Nikola Drincic. "Pero claro, nosotros somos racistas y nacionalistas", escribió antes de cerrar su estado de Facebook con un "No al racismo (inserte aquí smileys sarcásticos)".


Resultado de imagen de jelena polic rad


La joven directiva serbia no condena, y de hecho justifica, la bochornosa actitud racista de uno de los grupos ultras de ideología más claramente neonazi de Europa, la United Force. Su simbología es un festival de brazos en alto, cruces célticas, banderas sudistas esclavistas, insultos contra los refugiados y todo tipo de parafernalia ultranacionalista serbia. Están entre los más violentos del ya de por sí agresivo panorama balcánico y sus odios se esparcen con especial peligro hacia grupos de Partizán, Estrella Roja, OFK y Vozdovac, todos ellos belgradenses, lo que convierte a la capital exyugoslava en una latente olla exprés. Y en su objetivo también está la masa social del Novi Pazar, el equipo de la comunidad bosnia de la liga serbia.

La federación ha cerrado el estadio del Rad hasta nuevo aviso.


share