Sports

En este club de la lucha pelean todo tipo de discapacitados

40 discapacitados se reúnen cada semana en una bodega de Tokio para pelear. Es su manera de seguir siendo unos guerreros

En Tokio hay un club de la lucha formado por discapacitados. Desde hace más de 20 años, un grupo de personas con discapacidades físicas y mentales desafían la definición de "discapacidad" luchando contra personas sin ninguna de sus afecciones. Una historia que el director neozelandés Heath Cozens quiso enmarcar en so documental Doglegs, tal y como se llama este club de pelea.

Al principio, Cozens era muy reacio con los luchadores. No le hacía especial gracia ver a discapacitados peleando contra personas "sanas". Sin embargo, tras convivir con ellos unos días cambió su percepción.

" Cuando lo vi por primera vez me sentí tan incómodo que casi quería reír de los nervios. Pero me sentí mal por querer reírme de personas discapacitadas, entonces me sentí avergonzado. No podía entender si era explotación, entretenimiento o algo bueno de verdad", confesó Cozens en la BBC.

Después entendió que era su forma de decirle al mundo que no eran menos que nadie. " Estas personas sufren muchos prejuicios en la mayoría de las áreas de sus vidas. Pero estar en Doglegs les da un escape de esa realidad. Es una comunidad y la discapacidad es el centro de todo".

La estrella de la película es Sambo, el fundador del club, quien convenció a su cuidador Antithesis Kitajima para formar el club y ahora son 40 los luchadores inscritos.

Ahora centenares de personas se reúnen en una bodega del centro de Tokio para verlos pelear cada semana. La mayoria del público también esta compuesto por personas discapacitadas.

En el club, los luchadores están divididos en cuatro categorías: aquellos que luchan tumbados en el suelo, los que lo hacen sentados, los que están de pie y la categoría libre. En esta última se supone que los combatientes deben estar atados, aunque las reglas se suelen pasar por alto y a nadie parece importarle.

 

A pesar de la carga emocional y la labor social de Doglegs, el documental no se llegó a estrenar en muchos países porque podía herir la sensibilidad de los espectadores. No en todas las sociedades se entiende que los discapacitados puedan pelear.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar