Sports

Las chicas de Osasuna son rojillas, no rosas

Una 'bufanda rosa para chicas' en la tienda oficial es esperpéntico, es dar mil pasos atrás contra el sexismo, denuncia una socia

Imágenes vía Amaia Markotegi

Las chicas son rojillas, no rosas. Al menos las de Osasuna. Es lo que mantiene una de sus socias, Amaia Markotegi, en las páginas de Naiz. El club navarro comercializa de manera oficial una bufanda de color rosa en cuya etiqueta se puede leer 'bufanda chica Osasuna'.

Pero el rosa no es ningún color presente en la historia del club rojillo. ¿A qué viene esta segregación por sexo? ¿También van a pintar nuestros asientos de El Sadar de color rosa? ¿O nuestros abonos?

Machismo también es mantener unos roles de género preasignados. En el estadio osasunista, nos dice Markotegi, hay muchas mujeres. "Se intenta que sea un estadio menos sexista que los demás", afirma, recordando el apoyo contra las agresiones sexistas y la violencia de género de un sector importante de la afición.

"Sin embargo, hay mucho desconocimiento sobre el tema. A Rubén Castro se le recibió muy mal por su denuncia como supuesto maltratador, pero el cántico que se elige es llamarle 'hijo de puta', que no puede ser más machista", lamenta.

El delantero Roberto Torres y el excapitán Patxi Puñal participaron en la campaña 'Me tacho de macho' , el club tiene una mascota 'chico' (Rojillo) y una 'chica' (Rojilla) y los jugadores rojillos lucieron una camiseta con el símbolo de la mujer el pasado 8 de marzo, pero hacer de la casa osasunista un espacio libre de sexismo "es un intento de la grada, no del club", remarca Markotegi.  

¿Sería posible que Osasuna acabara autodefiniéndose como club feminista en sus estatutos? "Imposible total", zanja.

Tener una bufanda rosa para chicas es "esperpéntico", define la aficionada. "Es dar mil pasos atrás".

La denuncia de la rojilla ha tenido un feedback más positivo que negativo, aunque no ha faltado quien la ha tachado de exagerada. "Que es sacarle punta a todo, que eso no es machismo, que se nos va de las manos porque ahora parece que todo es machismo... La gente se queda con que el machismo es solo creer que el hombre es superior a la mujer. Con esa definición casi nadie es machista", afirma.

"Las nuevas generaciones no van a crecer en igualdad solo por inercia", continúa Markotegi, maestra de profesión. "Pensar que preocuparse por una bufanda para chicas es una chorrada solo oculta el problema. Hay que visibilizarlo para atacarlo, porque nadie ataca a un dragón si antes no lo ve venir".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar