Sports

Bengalas que no queman, ¿la solución para que vuelvan a los estadios?

Vuelve el debate sobre la pirotecnia en el fútbol: ¿placer o peligro?

La imagen de la bengala está intoxicada. La mayoria de la gente las relaciona con disturbios e incidentes de gente borracha dando saltos mientras ve como unos tíos se pegan por darle patadas a la pelota. Sin embargo, el Brondby quiere cambiar su situación: ha creado unas bengalas "legales".

Este club danés ha fabricado un nuevo tipo de pirotecnia que puede encenderse sin hacer daño a nadie. Se trata de un tipo de fuegos artificiales que no queman porque arden a una temperatura muy baja. El objetivo es que al fin se legalicen las bengalas en el fútbol de Dinamarca y, por qué no, en todo el mundo.

Resulta increíble que un objeto que en sus inicios era una herramienta para señalizar e iluminar a los navegantes en alta mar se haya convertido en un elemento de manifestación y partidos de fútbol.

Por si fuera poco, el Brondby ha unido sus fuerzas con la Asociación Danesa de Fútbol y un pirotécnico especializado para el desarrollo del artefacto. Un gesto aplaudido por el panorama fútbol, ya que la mayoría de las federaciones del mundo tiene prohibido el acceso de bengalas a los recintos deportivos y los clubes están hartos de pagar las multas que les ponen por culpa de los aficionados que las meten en los estadios.

En un comunicado publicado en su web oficial, el jefe de seguridad del Brondby, Mickel Lauritsen, ha resumido el proyecto:

"Nuestro objetivo ha sido identificar un producto que pueda reemplazar completamente los productos pirotécnicos que se utilizan hoy en día. Hasta ahora, este trabajo ha dado como resultado un producto que satisface una serie de requisitos de las diversas partes interesadas. Estamos muy orgullosos de ayudar a introducirlo", dijo Lauritsen. Las nuevas bengalas han sido diseñadas durante los últimos 12 meses y ahora están a punto de ser lanzadas, sujetas a las pruebas finales.

El tema está candente. Tanto que esta semana se celebrará en la Universidad de Cottbus (Alemania) una conferencia sobre los fumígenos en el deporte, llamada "Productos pirotécnicos en los estadios: el placer o la delincuencia". 350 personas ya han confirmado su asistencia.

El público está interesado en conocer el nuevo producto. Las decenas de muertos en Latinoamérica desde los años 80 a causa de las bengalas en los recintos deportivos y un par de casos de gran revuelo en territorio español preocupan a los hinchas que llenan cada fin de semana los estadios. Quizás el caso que originó más revuelo fue el de Guillem Lázaro, un niño de 13 años que murió en el Estadio de Sarrià en un Espanyol-Cádiz de 1992.

El 15 de marzo de 1992 era el primer día que Guillem iba a un campo de fútbol y acabó siendo el último de su vida. Un hombre de 30 años sacó una pistola de bengalas y disparó un par de proyectiles que atravesaron el pecho del joven. Las imágenes del padre de Guillem quitándole la polvora del torso aún están grabadas en las retinas de los allí presentes.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar