Sports

El béisbol como metáfora de tus avances sexuales

"Home Run": llegar a la cuarta base sin pasar por las tres primeras

Si alguna vez tienes la oportunidad de tener una charla más o menos larga con alguien de Estados Unidos, te darás cuenta de que para hablar de sexo tienes que pasar por el béisbol. Este deporte es la metáfora cultural dominante que los estadounidenses usan para hablar sobre ello... y tienen un vocabulario amplio al respecto.

Por ejemplo, puedes ser un “lanzador” o un “receptor” dependiendo de tu posición relativa.

Los ponchados –los eliminados en béisbol cuando no consiguen batear la bola– son aquellos que no han conseguido tener sexo una noche, pero si alguien te llama calientabanquillos es porque eres virgen. Si directamente “no estás en el partido” es porque no tienes ninguna posibilidad de tener sexo en esa ocasión por tu edad o habilidad.

Siendo más directos: el bate es el pene, el foso es la vagina y el guante del receptor es el condón.

Sin embargo, la metáfora más extendida hace alusión a las bases, que se refieren al grado de intensidad al que han llegado las relaciones íntimas:

-Primera base: besarse en la boca, lengua incluida.

-Segunda base: estimulaciones varias entre el cuello y la cintura, sin camisa o por debajo de ella.

-Tercera base: estimulación manual u oral de los órganos sexuales.

-"Home": acto sexual con penetración.

-"Home Run": llegar a la cuarta base sin pasar por las primeras

-"Fuera del campo": sexo anal.

A partir de ahora podrás entender todos esos diálogos de películas americanas que sabías de qué iban pero no entendías del todo, como en la saga American Pie, donde Jim, el protagonista, le pregunta a sus amigos qué se siente al estar en la tercera base.

Ellos le responden que es como una tarta de manzana caliente y el resto ya es historia del cine.

"Primera base: besarse en la boca, lengua incluida"

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar