Sports

Un grupo de casi 300 personas vetadas hasta final de temporada por una silla rota

La espiral represiva de la Liga española ha tenido este fin de semana un episodio delirante

Este sábado la UD Almería y el Girona disputaron un partido aburrido, de esos que ves desde el principio que va acabar en 0 a 0. A pesar de la tarde soporífera, la Grada Joven del Almería seguía animando como siempre.

Entre la efusividad de los cánticos, un aficionado tropieza y rompe una de las centenares de sillas en mal estado que hay en el Estadio de los Juegos del Mediterráneo, lo lógico en una zona donde se anima de pie. Un empleado de seguridad ve lo sucedido y aparta la silla con ayuda del hincha para que nadie se haga daño.

Sin embargo, la policía se acerca al grupo de animación y les notifica que van a ser desalojados de la grada. Para colmo, un empleado de seguridad quería pedirle los datos a un aficionado para poder ponerle una multa superior a los 3000 euros por los daños, pero entre unas cosas y otras no tomó ningún registro.

Por si fuera poco, la policía requisa la pancarta oficial de la Grada Joven y les notifica al final del partido que sus abonos para la temporada han sido cancelados. Jakub Wilmanowicz, miembro de la Grada Joven, estaba allí y piensa que el incidente con la silla solo es una excusa para acabar con el grupo. "Varios agentes de la polícia no se creían lo que estaba pasando", nos dice.

Con la intención de encontrar algún tipo de explicación, algunos miembros de la Grada Joven fueron a la puerta del estadio por donde salen los coches de futbolistas y directivos, pero no obtuvieron respuesta. La Policía Nacional les negó la entrada y se quedaron con los datos de un par de aficionados.

Desde el club se han limitado a dar un comunicado lavándose las manos, diciendo que el Almería es ajeno a la decisión de la policía . "Nunca hemos tenido ningún problema con el club, no entendemos nada porque la policía no nos dio ningún motivo para retirarle el abono casi a 300 personas. Debemos incomodar al jefe de la policía de Almería", dice Fran V., también miembro de la Grada Joven.

Una reacción incomprensible por parte de la entidad si tenemos en cuenta que la Grada Joven es el principal motor de apoyo al Almería. Se trata de un grupo que lleva activo desde 2009, lo forman unas 280 personas de todo tipo, apolítico y sin confrontaciones ideológicas con otras aficiones. "Muchos de los miembros de la Grada Joven son chavales, de hecho tenían que irse rápido del partido porque están de exámenes", nos cuenta Wilmanowicz, que también es periodista especializado en fútbol.

Aún no se creen que les hayan quitado el abono por una silla rota. "Un niño de 4 años que estaba en la Grada Joven le preguntó a su padre que ahora qué iban a hacer los fines de semana y dónde iban a animar a su equipo".

Ante esta injusticia la Grada Joven impulsó el hashtag #GJnosemueve, llegando a ser Trending Topic nacional a las pocas horas y recibiendo cientos de mensajes de apoyo de diversas ciudades de España.

Si la situación no cambia, la Grada Joven ya tiene preparada una iniciativa a modo de protesta. "Invitaremos a todo el mundo a ver el próximo partido ante el UCAM Murcia con nosotros fuera del estadio, así verán cómo animamos al Almería", asegura Wilmanowicz. Para el club presidido por Alfonso García sería una derrota ver como los aficionados de su club se solidarizasen con la Grada Joven y dejaran el estadio medio vacío.

"Estamos mirando qué medidas legales podemos tomar. No se puede castigar a tanta gente por un 'responsable' que se ha tropezado con una silla", explica Fran V.

Para que no llegue la sangre el río, esta semana se prevee una reunión a tres bandas entre el club, los empleados de seguridad y el grupo de animación para llegar a un entendimiento.

Sea como sea, el mal ya está hecho. Se trata de una nueva jugarreta de la policía con la complicidad de los clubes, empeñada en que los hinchas dejen de animar de pie, tal y como te contamos aquí. "Hace un par de semanas pasó algo similar en el campo del Huesca. La policía les dijo que tenían que estar sentados, así que se fueron del estadio y acabaron de ver el partido en un bar", explica Wilmanowicz.

¿Es este el penúltimo episodio de la espiral represiva de la Liga?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar