Sports

"Espero que hoy no me maten por ser negro"

La rotunda camiseta de esta promesa del deporte estadounidense también se refiere a los crímenes entre personas de su raza

Tyreke Smith no tenía mucho que demostrar en el entrenamiento de prueba de Ohio State. Tenía una oferta de la universidad encima de la mesa antes de ponerse el casco. Bueno, de Ohio y de 40 centros más que le quieren como líder defensivo de sus equipos de fútbol americano, entre ellas Alabama, Florida, Georgia, LSU, Michigan, Notre Dame, Oklahoma, Oregon, Penn State, Texas o UCLA.

Gracias a sus años de instituto en Cleveland Heights, Smith se ha convertido en una de las mayores promesas de los EEUU. Aprovechó el entrenamiento para hablar con compañeros y su posible futuro entrenador, aunque fue su camiseta lo que llamó la atención de todos:

"Espero que hoy no me maten por ser negro", ponía en la prenda diseñada por su hermano Malik.

Es una realidad que demasiados jóvenes afroamericanos se plantean a diario. El propio Smith vive en un condado donde se produjeron 168 homicidios el año pasado, y quiso usar su posición como deportista-estrella precoz para tener impacto en su comunidad. "Decidí usar la camisa porque quería destacar sobre ola negros asesinados a un ritmo alarmante. Nos gustaría que la gente hable sobre estos temas para reducir la tasa de asesinatos de afroamericanos", cuenta Smith en Eleven Warriors.

No solo se refiere a la policía de Cleveland, que mató a un chaval negro de 12 años en 2014 - Tamir Rice, una de las caras visibles del Black Lives Matter- también está hablando de los crímenes entre negros que están destruyendo su ciudad.

"La camiseta fue creada para arrojar luz a los problemas cotidianos que enfrentan los negros entre la policía y los crímenes de negros sobre negros. Ejemplifica una voz que tenemos, pero no puede ser escuchada. Entonces pensamos, '¿por qué no la ven?'", explica su hermano mayor.

Supieron escoger el momento perfecto. Un estadio lleno de futuras estrellas, scouters, padres y periodistas era el lugar indicado para que las cámaras le fotografiaran y las redes sociales hicieran su trabajo. "Le dije que estuviera listo para que la gente quisiera expresar su propia opinión sobre la camiseta, buena o mala. También que estuviera listo para tener una respuesta y ser capaz de explicar completamente el mensaje de la camiseta con detalle", dice Malik, protegiendo a su hermano.

Aunque el apoyo en Twitter fue brutal, también tuvo detractores. A Tyreke y Mail no les importa, desean que nunca tengan que vivir preocupados porque alguien les quite la vida por rondar en la calle demasiado tarde o estar en el lugar y el momento equivocados. Que no se repita otro caso Tamir Rice.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar