PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

Ibaka se harta de los prejuicios racistas: "no nací en la selva"

H

 

El jugador contesta a dos periodistas que le acusan de falsear su edad

Omar Naboulsi

03 Julio 2017 13:00

A Serge Ibaka, desde que llegó a la NBA, se le ha echado en cara que en la pista ofrece menos de lo que podría hacer. Sobre todo se le culpa de no haber mejorado su juego de pies tras 8 años en la liga, la poca variedad de movimientos de cara a canasta y que se borra de algunas fases de los partidos, como si le quemara la responsabilidad.

A pesar de todo, acaba de firmar un contrato de 65 millones de dólares por 3 años y sigue siendo uno de los mejores defensores del mundo.

Este buen contrato tendría que ser el motivo por el que el público hable de Ibaka, pero no. En las últimas horas ha sido protagonista por recibir acusaciones racistas sobre su edad.



Todo lo originó una charla entre los periodistas Zach Lowe -ESPN- y Jordan Brenner -Bleacher Report- durante un podcast. De un momento a otro, Brenner pasó de alabar las cualidades del congoleño a admitir que no había cumplido las expectativas en Toronto -llegó a mitad de temporada desde Orlando Magic- y a dudar descaradamente sobre su edad.

Lowe no se quedó atrás y dijo que varias franquicias de la NBA creen que Ibaka es mayor de lo que pone en su carné de identidad y que podría afectarle en el mercado.

Ambos periodistas sostienen que un supuesto falseo en la edad del ala-pívot explicaría por qué su juego se ha estancado en los últimos años y ha pasado de ser una bestia de taponar y hacer mates a centrarse en los lanzamientos de media y larga distancia. Ni se plantean que sus entrenadores prefieran que invierta sus esfuerzos en saltar a las ayudas para sus compañeros, cierre mejor el rebote o que se haya adaptado al baloncesto de los últimos años en el que la figura del ala-pívot pisa cada vez menos la pintura.



No es la primera vez que acusan a este nacionalizado español de ser más mayor de lo que dice. La temporada pasada ya apareció un hilo en Reddit sugiriendo que en realidad Ibaka tendría 31 o 32 años.

Este post se basaba en un estudio que decía que los jugadores de la NBA llegan a su máximo rendimiento estadístico de media a los 27 años, y que por esa razón Ibaka tuvo mayor impacto en 2013 y en 2014.



El rumor se ha extendido tanto que el jugador ha salido a defenderse con un comunicado en sus redes sociales desmintiendo todo y dejando claro que "se siente orgulloso de sus raíces" y del “trabajo duro” que ha desplegado para llegar a la élite.





"Estoy muy disgustado con la pequeña parte de la sociedad que difunde rumores y crea noticias basadas en estereotipos y sin ninguna prueba. Es triste que a día de hoy siga habiendo prejuicios basados en tu origen y, como africanos, a veces necesitamos posicionarnos. Nací en la capital de la República del Congo, Brazzaville. Una ciudad con una población mayor al millón de habitantes. Una ciudad con hospitales, un registro civil y una administración. Nací en una familia cuidadosa, cariñosa y unida. No nací en la jungla”, ha posteado harto de tanto runrún.



“Sé que vivimos en un mundo donde las noticias vuelan y mandan los rumores y los scoops, pero creo que los medios deberían tomarse su responsabilidad seriamente cuando hablan sobre asuntos importantes que pueden hacer daño a la gente. Sé quién soy y de dónde vengo, también la gente que me conoce de verdad. Es triste que mucha gente habrá leído el rumor y se habrá creado una impresión falsa para siempre. Quizá no leerán lo que estoy escribiendo ahora. Lo que está claro es que nadie me va a quitar el orgullo por mis orígenes ni el amor que siento por el baloncesto”.

Otros jugadores de la NBA han sido expuestos a las mismas acusaciones, como Dikembe Mutombo o Bismack Biyombo. También la joven estrella de los Sixers, Joel Embiid, alucinó con los prejuicios de sus amigos cuando llegó a Estados Unidos, que le preguntaron cuántos años tenía realmente y si vivía en medio de la sabana.

Embiid se burló de ellos con una mentira genial:

"Cuando piensan en africanos, piensan en nosotros corriendo con leones y tigres y todos esos otros animales. Cuando llegué a Kansas usé eso a mi favor y expliqué que maté a un león. Les dije que a los seis años tuve que ir a la selva, matarlo con mi espalda y llevarlo de vuelta al pueblo para demostrar que era un hombre. Se lo creyeron", explicó el jugador hace un par de temporadas.



Estos ejemplos dejan claro que en una liga donde el 75% de los jugadores son de raza negra, aún existe una discriminación causada por su lugar de origen. Tengan la edad que tengan.

share