Sports

El illuminati de 12 años que ha servido de talismán para Chile

Dos Copas América. ¿Casualidad?

Arte PG

Ítalo Cichero aún se sigue preguntando cómo su hijo acabó siendo un fenómeno viral. A este ingeniero chileno le siguen llegando memes al móvil de su niño haciendo una pirámide con los dedos sobre su ojo derecho.

Todo empezó en el verano de 2015. Sebastián fue uno de los niños elegidos para acompañar a la selección chilena, la anfitriona, en el partido inaugural que se jugó en el Estadio Nacional de Santiago. Cuando las cámaras le enfocaron instantes antes de que empezara el partido, hizo el gesto del Ojo de Horus.

Desde aquel momento, los interneteros le catalogaron como “el niño Illuminati”. Tenía solo 10 años.

Cuando Sebastián hizo el gesto su padre sufría como nunca y no era porque su hijo se viera relacionado con una organización basada en el secretismo que busca la dominación a través de un nuevo orden mundial. “Pensaba que la gente de la organización se podía haber molestado, no sé, pero después llegaron los gerentes a saludarnos y no me dijeron nada así que me relajé”, ha explicado Ítalo Cichero en So Foot.

Del alivio pasó al orgullo. Chile ganó la Copa América por primera vez en su historia y muchos creyeron que el niño illuminati tuvo algo que ver.

Tanto que al año siguiente fue elegido para ser el prota de un anuncio previo a la final de la Copa América Centenario, donde Chile volvió a coronarse ganando a Argentina. Los memes volvieron a circular y algunos chilenos estaban "convencidos" de que el niño era responsable directo del bicampeonato.

Pero, ¿por qué Sebastián hizo ese triángulo?

Todo estaba meditado en los meses previos al torneo. Su padre no sabía nada, pero "el niño illuminati" ya tenía en la cabeza lo que iba a hacer. Ítalo solo pensaba en que su hijo no hiciera ninguna tontería. "Me ponía nervioso que se fuera a asustar, y no querer salir, es que yo sabía que iban a tirar fuegos artificiales. Para el año nuevo fuimos a Pucón a verlos y se asustó un montón”.

También recuerda una conversación que tuvo con su hijo en el avión camino a Santiago. Le llamó la atención lo tranquilo que estaba. Sebastián le comentó que había visto unos videos de la Champions League donde los niños que estaban en el césped se veían demasiado serios. Estaba convencido de que debía animar a la selección de alguna manera.

Entonces le explicó a su padre el rollo de los illuminati. Ítalo no entendía de qué hablaba su hijo. Ahí le confesó que en el colegio hablaban mucho sobre el grupo y que sus compañeros y él lo conocían gracias al GTA V, donde aparecen un montón de alusiones.

“Me acordé que los compañeros como que lo habían desafiado a hacer algo especial, no podía más de nervios, y como no veía bien me subí como a una muralla para verlo. Desde ahí vi que hizo un gesto a la cámara pero por supuesto no pude distinguir qué era”, rememora ítalo.

Después apareció Sebastián, nervioso pero contento, satisfecho por haber aprovechado su momento. Aún estaba pensando en Alexis Sánchez, que le había guiñado un ojo, y en lo impresionado que le habían dejado el peinado de Vidal y la altura de Claudio Bravo.

La última vez que Sebastián hizo una aparición pública fue para decir que Chile ganaría a Argentina por 2-0 en el partido de clasificación para el Mundial'18 que jugaron en marzo pasado. En aquella ocasión el Ojo de Horus sirvió de poco y los chilenos perdieron en el Monumental por 1 a 0.

¿Necesitará Chile su ayuda para ganar la Copa Confederaciones la semana que viene?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar