PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

"Se habla de ciclistas fallecidos, como si muriesen por arte de magia. Nos matan"

H

 

Los ciclistas se sienten ciudadanos de segunda en la carretera y denuncian: "Necesitamos este titular: miles de personas pierden su carnet por adelantar mal a un ciclista"

Omar Naboulsi

12 Mayo 2017 06:00

Los ciclistas son los más frágiles de la calzada. No tienen carrocería que les proteja más allá del casco, el maillot y las gafas de sol. El año pasado murieron en el asfalto 33 corredores en España y en la última década más de 400 han fallecido en vías interurbanas, según las estadísticas de la Dirección General de Tráfico.

Las cifras están marcadas por el aumento del número de personas que utilizan la bici, pero hay algo que no parece que ha cambiado: el (poco) respeto de los conductores hacia los ciclistas.



De superioridad del conductor de vehículo motorizado sobre el ciclista sabe Albert García, como integrante de la Plataforma en Defensa de la Bicicleta. "Los conductores están acostumbrados a quedarse con todo, no comparten ni preven que pueden haber vehículos más frágiles y lentos. Los ciclistas tienen el mismo derecho a circular", nos dice.

Si los corredores se convierten en ciudadanos de segunda cuando salen a la carretera es en parte por el ansia de los conductores. Es algo que detecta Perico Ruiz, miembro de Pedalea, un colectivo ecologista, pacifista, antimilitarista y anticonsumista. "No hace falta ir al máximo permitido justo cuando estás adelantando a un ciclista, ni se van a morir por esperar a que pase un pelotón", defiende Ruiz.



Cualquier mínimo toque a la bici puede acabar muy mal. Ese peligro no lo ven muchos conductores, que en muchas ocasiones no guardan el metro y medio que decreta la ley como distancia de seguridad. En un principio, esa infracción supone una multa y la resta de cuatro puntos del carnet, aunque no siempre es sancionado el infractor.

Por esa razón, algunas organizaciones ciclistas ya han propuesto la creación de un carril bici en carreteras nacionales y otros trazados. El director de la Vuelta a La Rioja, David Sánchez Pacheco, defiende la propuesta, aunque mantiene que en el asfalto hay sitio de sobra. "En la carretera caben todos los vehículos, lo que falta es educación vial, sensibilización y concienciación", opina Sánchez Pacheco.

En la misma sintonía encontramos a Ander Izagirre, periodista y escritor que también practica el ciclismo en carretera. "Por supuesto que hay sitio, siempre que se respete la convivencia. No hay sitio para quien no esté dispuesto a frenar 10 segundos para adelantar sin riesgo", afirma.

"Hay gente que nos llama suicidas, que dice que nos buscamos la muerte por estar en la carretera. Es como decir que a una mujer le han violado por llevar minifalda", reflexiona García.

La agresividad de los conductores cuando están al volante parece multiplicarse. Todas las fuentes coinciden: podemos sentirnos seguros dentro del coche y cuando vemos un elemento externo que altera nuestra conducta -en este caso las bicis- explotar.

"Hay mucha violencia por parte de los conductores. Las personas que conoces se transforman y empiezan a insultar o dar acelerones violentos, cosas que no harían paseando por la calle", asegura Ruiz.


Resultado de imagen de ciclismo carretera


"Aún no entiendo cómo los conductores se ponen a 180 en una curva con dos ciclistas en el arcén. Cuando éramos cadetes, mi mejor amigo murió encima de la bici en 1997. Un conductor se lo llevó de un volantazo. Me apunté a ciclismo por él", confiesa el director de la Vuelta a La Rioja, que conoce muy bien los peligros de la carretera.

Este tipo de accidentes son los que empujan a los corredores a abandonar el asfalto por el ciclismo de montaña. "Hay ciertas rutas que evito, la manera de circular de los conductores me ha condicionado", tal y como reconoce Ander Izagirre.

Para Albert García, dejarlo no soluciona nada. Las campañas de sensibilización de la DGT, tampoco. "La DGT no informa a los conductores de que se debe cumplir la ley, como mucho propone que si eres buen conductor, mantengas el metro y medio de distancia", denuncia el miembro de la Plataforma en Defensa de la Bicicleta.

"En sus campañas tienen los cojones de decir 'ciclistas fallecidos', como si muriesen por arte de magia. No dicen que nos matan incumpliendo la ley. Es como decir que alguien se deja matar en un tiroteo en EEUU porque no lleva chaleco antibalas, ya que todo el mundo puede llevar un arma", concluye.



Hace un par de años los integrantes de su pataforma grabaron durante cinco horas una carretera de Cataluña, localizando a 800 conductores que no repetaban el metro y medio de seguridad con los ciclistas. Todos fueron denunciados.

Tanto Albert García como David Sánchez piensan que endurecer las sanciones sería una solución para acabar con estos adelantamientos temerarios que provocan accidentes. "Las multas son escasas e irrisorias. Hace unos años en Logroño un conductor mató a un ciclista y en tres meses mató a otro. Tan solo había dos kilómetros de distancia entre los dos delitos", apunta David, que también es presidente del Club Ciclista Logroñés.



"En España si atropellas a un ciclista conduciendo no pasa nada. El seguro paga una mierda de indemnización y te ponen una multa de 200 o 300 euros. La misma que te cae por no llevar el casco puesto", denuncia Albert.

En caso de que el ciclista atropellado haya muerto, los jueces suelen sancionar con unos 1.000 euros de multa y la retirada del carnet de conducir.

"La solución es imponer una ley más justa, o al menos, aplicar la que hay. Hay que hacer controles en zonas frecuentadas por ciclistas. Necesitamos este titular: miles de personas pierden su carnet por adelantar mal a un ciclista", asegura Albert convencido de la necesidad de crear un precedente.

Es una jerarquía, la de la carretera, que debe cambiar. Los accidentes, sin según qué conductas, tienen muchas menos posibilidades de ocurrir.

share