Sports

Romario sale al paso de los rumores sobre su estado de salud

Convertida en polémica nacional, el exdelantero ha tenido que explicar la causa de su extrema delgadez

"Nunca estuve tan bien de salud". Eso ha dicho Romario respecto a la polémica generada en las redes sociales a partir de unas fotografías que subió él mismo a Instagram en las que se le veía extremadamente delgado. Después las acabó borrando.

"Tengo 51 años y puedo decir que nunca estuve tan bien. Hace dos meses, el 24 de noviembre, me sometí a una cirugía (bariátrica) y estoy bastante saludable, independientemente de lo que las personas hablen", dijo Romario en Globo.

En otras palabras, Romario se ha hecho una reducción de estómago. ¿Por qué? No es para estar más delgado, sino para controlar mejor la diabetes tipo 2 que padece desde hace años pero que lleva unos meses sufriendo unos ataques que no podía detener a pesar del tratamiento.

La operación en sí consiste en una cirugía para reducir el tamaño del estómago y reubicar parte de los intestinos, con la intención de estimular la secreción de insulina, un tratamiento de carácter experimental y no homologado por las autoridades sanitarias que le ha hecho perder bastante peso.

Una foto publicada por Romário Faria (@romariofaria) el

Es lógico que la sociedad brasileña se preocupe por él, ya que es toda una personalidad. Romario ganó la Copa del Mundo con Brasil en el 94, ha sido máximo goleador 14 veces en las primeras divisiones que ha jugado (Brasil, Holanda y España) y es el segundo jugador brasileño en marcar mil goles (al menos según sus cuentas) después de Pelé. Sus regates y goles imposibles aún están en la retina de los aficionados, siendo considerado uno de los mejores delanteros de la historia.

Con 51 años, su figura ha trascendido más allá del fútbol. Lleva metido en política desde 2010: fue diputado federal del Partido Socialista Brasileño durante cuatro años y actualmente es senador en Río de Janeiro.

"Cuando me sometí a la operación pesaba 78-79 kilogramos. Perdí quince kilos en los primeros 50 días de cirugía y gané un par de ellos en los últimos diez. Me van a conocer como el bajito flaco", explicó Romario, esperando una recuperación de peso gradual.

Una foto publicada por Romário Faria (@romariofaria) el

"Pagué por la cirugía, como otras personas pagaron. Lo hice bastante consciente y bastante tranquilo de que el resultado iba a ser el que finalmente fue. Conversé mucho y leí mucho sobre eso y hoy soy un hombre con una mejor salud".

Hay que aclarar que el Consejo Federal de Medicina de Brasil no reconoce este tipo de intervención para tratar enfermedades como la diabetes y lo cataloga como un método de carácter experimental. Parece que a Romario le ha valido la pena correr el riesgo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar