Sports

Centurión: "Si antes era un hijo puta, ahora soy peor"

El futbolista que no quiere ver ni en pintura ningún equipo profesional va de mal en peor

ART PG

Ricardo Centurión no jugará más en Boca Juniors. Después de un año filtrando pases en la Bombonera -donde ha ganado la liga- sale del club con más pena que gloria por sus escándalos extradeportivos. El último, un mensaje de enaltecimiento de la violencia de género. O almenos lo deja entrever.

Antes de eso quiso despedirse de la afición xeneize por Instagram:

"Quiero agradecerles por este hermoso tiempo vivido junto a ustedes y que lo que siento por estos colores no se va a terminar nunca, me llevó los mejores recuerdos una familia hermosa que construimos entre todos, ojalá algún día nos volvamos a encontrar saludos y lo mejor para todos los bosteros", posteó el argentino.

Parecía que se despedía con elegancia y sin hacer demasiado ruido. Pero todo lo contrario.

La publicación que ha dado la vuelta al mundo es este dardo envenenado de machismo. En un alarde de poesía callejera y chulería innata, subió una foto en México con una pistola de juguete en la mano y acompañada de la frase "Si antes era un hijo de puta, ahora soy peor", del reggeatonero y trapero Bad Bunny.

Centurión ya fue noticia esta semana por otra imagen en la que se le veía con una escopeta, aunque no se sabe si se trata de una foto antigua o actual.

Sea como sea, muchos han interpretado su colaboración personal con Bad Bunny como un mensaje directo a su ex novia, Melisa Tozzi, que le denunció por violencia machista hace menos de dos meses, como ya explicamos aquí.

Melisa Tozzi mantiene que el futbolista le "ahorcó" y le "astilló tres dientes" en una discusión. No era la primera vez. Según su testimonio, Centurión es un tipo agresivo que le había agredido varias veces, se presentaba cada dos por tres en casa con ganas de jaleo acompañado de sus amigos y tenía problemas con el alcohol.

Antes de llegar a Boca el verano pasado su historial no tenía desperdicio: más fotografías con armas, peleas en discotecas y una denuncia por lesiones al chocar su coche contra otros tres vehículos a la salida de una discoteca y haberse fugado.

Ahora, con contrato en vigor con el Sao Paulo -que tampoco lo quiere en su plantilla- debe buscarse un nuevo equipo que confíe en que su comportamiento mejore. Por el momento está claro que va a peor.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar