PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

El anuncio orgulloso de Nainggolan: "fumo y no me avergüenzo"

H

 

El belga de la Roma no es el primero ni el único. Recordamos los cigarrillos de Zidane, Sócrates, Ardiles, Prosinecki o Balotelli

Omar Naboulsi

23 Marzo 2017 16:27

En otros tiempos era normal ver a los futbolistas bebiendo y fumando. Grandes estrellas como Cruyff fumaban en el vestuario al descanso de los partidos y los jugadores salían de fiesta sin muchas reservas.

Eso se acabó. La nuevas tecnologías han reventado esa libertad de la que disfrutaban y todo el mundo puede fotografiarles con un cigarro en la boca.



Además, ahora el gran público critica y mucho que los deportistas de élite fumen, ya que rompen ese ideal de hombres saludables que ciudan su cuerpo por encima de todo. Como si no fueran personas corrientes con vicios por otro lado aceptados socialmente.

Radja Nainggolan ha roto con este estereotipo. Al centrocampista belga de la Roma le pillaron fumándose un cigarrillo en el interior de su coche, pero se mostró despreocupado. Dice que mientras su rendimiento no se vea afectado, no debe ser juzgado por ello.



"Fumo y no me avergüenza. Nunca me he ocultado. Sé que debería dar un buen ejemplo, tengo niños, pero creo que también hago mi trabajo como jugador de fútbol y eso es lo que importa", ha asegurado en unas declaraciones para Il Corriere dello Sport.

Pero Nainggolan no es el único futbolista al que han pillado fumándose un pitillo. Hay decenas de ellos, aunque reconozcan o no que son fumadores habituales. Osvaldo Ardiles y Robert Prosinecki se fumaban unos 40 cigarros al día. Uno fue campeón del mundo con Argentina en el 78 y al otro... digamos que no le sentaba tan bien la nicotina, aunque llegó a ser tercero en Francia'98.



También hay auténticas leyendas del fútbol que echaban humo. El mítico Sócrates se echaba dos cigarros liados a diario. Hasta a Zidane le han fotografiado con un cigarrillo.



En el fútbol moderno ya hubo un precedente antes de Nainggolan en reconocer su adicción. Berbatov está hecho un caballero y no pudo negar la mayor: le encanta dar caladas.



A decir verdad en la élite hay fumadores a patadas. Aunque intenten esconderse, acaban cogiéndoles. Jugadores como Ashley Cole, Barthez, Kevin-Prince Boateng , Balotelli, Gago, Ozil, Sneijder o Ronaldo también han sido retratados fumando y no parece que les preocupe demasiado.




share