Sports

Pogba en La Meca: "Es la cosa más bonita que he visto en mi vida”

Acaba la temporada y comienza el Ramadán para el futbolista más caro de la historia

El Manchester United lleva ya unos días de teóricas vacaciones. Mourinho y sus jugadores dedicaron la Europa League a las víctimas del atentado de Manchester la semana pasada, salvando la temporada in extremis, y ya están con la toalla, el bañador y las chanclas en la mochila.

Sin embargo, no es así del todo para la mayoría de futbolistas: han acabado la temporada con su equipo, pero esta semana empiezan a jugar con sus selecciones varios partidos amistosos y de clasificación para el Mundial de Rusia’18.

En ese limbo futbolístico está Paul Pogba. El futbolista más caro de la historia no se ha quedado descansando en casa, sino que ha preferido hacer una escapada espiritual.

El jugador francés ha realizado un peregrinaje a La Meca, algo que hacen 13 millones de musulmanes cada año. Para ser exactos ha completado el Umrah, el peregrinaje menor que los musulmanes pueden hacer en cualquier época del año. A sus 24 años, Pogba ha subido varias imágenes a Instagram de su primer peregrinaje con una túnica tradicional blanca y un corte de pelo bastante más discreto del que suele llevar.

Ha visitado la Gran Mezquita de Arabia Saudí antes de incorporarse a la selección francesa, con la que disputará tres partidos este mes, frente a Paraguay, Suecia e Inglaterra.

“Es la cosa más bonita que he visto en mi vida”, ha dicho convencido Pogba tras pisar el templo.

Most beautiful thing I've seen in my life 🕋🙏🏾

Una publicación compartida de Paul Labile Pogba (@paulpogba) el

Su visita coincide con el inicio del Ramadán, uno de los cinco pilares del Islam.

Los más de 1.600 millones de musulmanes que hay en el mundo llevan desde el sábado sin probar bocado desde el alba hasta la puesta de sol. Un período que coincide con la fecha en la que Mahoma recibió la primera revelación del Corán.

Pogba también sigue el Ramadán aunque con restricciones, tal y como hacen la mayoría de deportistas de élite que necesitan un mínimo de líquidos y nutrientes para poder rendir.

Esta práctica afectó a muchos jugadores el verano pasado, cuando el ayuno sagrado coincidió con la Eurocopa de Francia y tuvieron que saltárselo. Aparte de Pogba, también estaban Fellaini, Dembelé, Özil, Khedira, Emre Can o Mustafi, sin tener en cuenta a la mayoría de integrantes de la selección turca.

Sus dietistas trabajan para que tengan unas ingestas que se adapten a sus creencias durante este mes de fútbol de selecciones.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar