Sports

Por qué Pau Gasol NO es el mejor europeo de la historia

Estas son las razones por las que hay al menos dos jugadores por encima del español

37 años, 2 anillos de la NBA, 3 Europeos y un Mundial ganado. La carrera de Pau Gasol es un mercancías cargado de victorias que solo se detiene para recoger trofeos, sobre todo con la selección española. Ayer mismo se convirtió en el máximo anotador de la historia del Eurobasket en el partido que jugó España contra Hungría, y se volvió a abrir el mismo debate de casi todos los veranos:

¿Es el mejor jugador europeo de la historia del baloncesto?

Aunque Pau lleve la camiseta de la selección, no podemos hacernos trampas al solitario: NO es el mejor europeo de siempre.

Antes de que debutara con la selección, España tenía un 62% de victorias y en la era Gasol tiene un 83, pero no es un indicador definitivo. Nadie pone en duda su calidad como jugador -estamos hablando de un tipo de 2,13 que corre la pista, tiene visión de juego, tiro exterior, una técnica pulida y mueve mejor los pies que muchos "bajitos"-, pero le ha faltado ímpetu cuando se ha tenido que codear en la exclusividad de la élite.

Al entrar en la NBA fue el mejor novato de la temporada y todo el mundo esperaba que convirtiera a los Memphis Grizzlies en un equipo campeón, pero se quedó en el intento.

Con Pau como estrella de la franquicia no pasaron jamás de la primera ronda de los Playoffs. Es más, no llegó a ganar ni un partido: 16 derrotas de 2004 a 2006.

A diferencia de Dirk Nowitzki, Pau no ha sido en ningún momento de su carrera el mejor jugador del mundo. El alemán fue capaz de llevarse un MVP de la temporada NBA en 2007 y ganar el anillo 4 años después con unos Mavericks low cost. Pudo llegar a lo máximo en la mejor liga del mundo siendo la única referencia visible de un equipo, mientras que Pau tuvo que irse a los Lakers de Kobe Bryant para ganar dos campeonatos, algo que da más valor a lo conseguido por el germano.

Quizá no esté por encima de Pau, pero la carrera de Tony Parker está a su misma altura. En los Spurs se ha pasado varias temporadas siendo su mejor jugador, tiene el doble de anillos y los veranos que iba con la selección francesa se las ha apañado para rascar alguna medalla.

Incluso para muchos aficionados, Marc Gasol está por encima de su hermano mayor. Llegó a unos Grizzlies depresivos después de la marcha de Pau y ha conseguido llegar a dos Finales de Conferencia. A día de hoy se le considera el mejor pívot del mundo junto a DeMarcus Cousins, pero claro, en España no le se tiene en tan alta estima porque en la selección no es el eje sobre el que gira todo el juego.

A nivel táctico es el base encubierto de los Grizzlies y no les ha ido nada mal... ¿hubiera podido ganar España a EEUU alguna vez con Marc como el hombre a seguir?

En el plano histórico, hay un último jugador que está en el top de incontables rankings sobre mejores jugadores europeos. Con el permiso de Petrovic -su muerte con 28 años condiciona demasiado un juicio justo-, Arvydas Sabonis fue lo mejor que se vio en Europa hasta que llegaron los Dirk, Pau y cía.

Durante sus años en Lituania y España fue elegido mejor jugador de Europa 6 veces, con una rotura del tendón de Alquiles de por medio y las rodillas castigadas.

Los gajes físicos de medir 2,21 los suplió con magia y fundamentos, cualquiera que lo veía en acción sabía que no había nadie en el mundo que se moviera de esa manera. A la NBA llegó a mediados de los 90 con una movilidad reducida y 34 años a sus espaldas, aunque aún así era capaz de hacer 20-10's como si nada. De hecho, los aficionados de los Blazers aún piensan que si hubiera llegado unos años antes a EEUU, se podría haber formado una dinastía.

Ese punto de talento innato y sensación de dominio que desprendía Sabonis también le falta a Pau: es muy efectivo pero la estética de su manera de jugar le condena. Quizás muchos cometan el error de considerarle el mejor jugador de la historia de Europa, cuando realmente quieren decir que es el que mejor rendimiento haya dado en el baloncesto FIBA, que ya es mucho.

Es el problema de darle la misma importancia a los Mundiales y a los Europeos que a la liga estadounidense, cuando es una competición que exige mucho más a todos los jugadores.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar