PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

El Barça, Neymar y su madre, al banquillo de los acusados

H

 

La Audiencia Nacional procesará por corrupción a los protagonistas del Caso Neymar

Omar Naboulsi

20 Febrero 2017 17:27

El FC Barcelona tendrá que seguir dando la cara ante la justicia por el Caso Neymar. Hoy se ha conocido que la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha desestimado los cinco recursos interpuestos por Neymar, el Santos, el FC Barcelona, la empresa N&N (propietaria de los derechos del futbolista y que gestiona el padre del brasileño) y Nadine, la madre del jugador.



De esta manera, todos estos protagonistas deberán acudir como acusados al juicio por la denuncia que la empresa DIS (que era dueña del 40%  de los derechos de Neymar cuando fue traspasado) puso contra los acusados por considerar que la venta oficial del futbolista del Santos al Barcelona no se corresponde con el precio que se pagó.

Llama en especial la atención el lenguaje en el escrito de la Audiencia sobre la madre de Neymar, asegurando que tiene “nítidos indicios de participación en la trama que la acreditan como persona investigada”.



Según lo relatado en la Audiencia, el primer delito se comete en 2011 entre el entonces presidente blaugrana, Sandro Rosell, Neymar y su padre al pactar una entrega de 40 millones de euros para que fichara por el Barça cuando fuera agente libre en 2014, aunque acabó llegando al Barça un año antes.

Con este pacto “impidieron que otros clubs participaran libremente en el mercado para la adquisición de los derechos federativos del jugador”. Además, el jugador tenía una cláusula de penalización de 40 millones de euros si fichaba por otro equipo.

De esta manera “se alteró el libre mercado de fichaje de futbolistas perjudicando al Santos, que desconocía este acuerdo, y también al fondo DIS, que tenía un porcentaje de sus derechos económicos derivados de los derechos federativos”, y que se querelló contra el jugador y Rosell.



El segundo delito tiene que ver con el falseamiento del importe del traspaso desde el Santos al Barça. Se declararon 17,1 millones y el traspaso fue de al menos 25 millones.

Como a DIS le correspondía un 40% de los derechos económicos derivados de la operación, dejó de ingresar 3,16 millones de euros por el falseamiento. Según la Audiencia, “nos encontraríamos en presencia de un fraude, encuadrable en el tipo del delito de estafa en su modalidad de simulación contractual”. Esperaremos el próximo capítulo del caso de moda del fútbol español.

share