Sports

Se acabó la fiesta: muere el experimento de fútbol cool en Nueva York

Ni Pelé ni Cruyff ni Cantona ni Raúl ni el márketing hipster: arruinado, el NY Cosmos desaparece

El New York Cosmos desaparece una vez más. Este legendario club de la segunda división estadounidense ha anunciado que suspende todas sus operaciones y rescinde el contrato de todos sus jugadores.

En la temporada que se han procalamado campeones de la NASL por tercera vez en cuatro años, el equipo entregó a cada integrante de la plantilla un documento de finalización de los contratos en el que aseguran que pagarán los premios prometidos durante el año y el salario correspondiente a noviembre.

Nadie recibirá la nómina de diciembre: no competirán el próximo año.

Las pérdidas del club desde 2013 ascienden a más de 30 millones de dólares. Una situación que hace inviable su funcionamiento, aunque el presidente de la entidad, Seamus O’Brien, busca inversores en Asia, Europa o en algún grupo con base en Nueva York para darle apoyo económico al proyecto.

Esta no es la primera vez que el Cosmos desaparece, sus idas y venidas ya son historia viva del deporte americano. El club fue fundado en 1971 por dos ejecutivos de la discográfica Atlantic Records, Ahmet y Nesuhi Ertegün, y gestionado por el presidente de Warner Communications, Steve Ross.

En los 70 fue una potencia de los EEUU, ganando hasta cinco campeonatos. Ross inivirtió en fichar grandes figuras que estaban ya en los últimos años de su carrera profesional. Estrellas mundiales como Pelé, Franz Beckenbauer, Carlos Alberto, Julio César Romero o Roberto Cabañas vistieron los colores del Cosmos entre los 70 y principios de los 80. Incluso Johan Cruyff jugó algunos amistosos.

Algunos de los ilustres aficionados de la época eran Henry Kissinger, Steven Spielberg, Mick Jagger o Robert Redford.

A pesar de los triunfos, en 1983 comenzó el principio del fin del Cosmos. Warner se deshizo de negocios poco rentables y vendió Global Soccer Inc., la firma subsidiaria que controlaba la franquicia. Entonces el exjugador italiano Giorgio Chinaglia, que acabó su carrera en el Cosmos, se hizo cargo de un equipo en números rojos, prescindiendo de sus mejores jugadores para evitar la bancarrota.

Un año más tarde desapareció la NASL, aunque el equipo continuó compitiendo en el torneo de fútbol indoor. Acabó desapareciendo en 1985 por la baja asistencia de público: Nueva York le dio la espalda a su primer equipo de fútbol.

Tras varios intentos fallidos para que el Cosmos volviera a competir, en 2009 el ex vicepresidente del Tottenham, Paul Kempsey, se hizo con los derechos de marca del Cosmos. Con nuevos propietarios y nueva estrategia de márketing, el equipo volvió a los terrenos de juego.

Kempsey y compañía estuvieron tres años diseñando el nuevo equipo, nombrando a Pelé como presidente de honor, fichando a Cantona como director deportivo y negociando una posible adhesión a la MLS.

En 2013 volvieron a la acción en su competición fetiche, la NASL. Su mayor problema fue la llegada del New York City en el mismo año a la MLS, arrasando junto al New York Red Bulls entre la afición neoyorquina. Especialnmente el NYC, equipo creado por el Manchester City y los New York Yankees mató las aspiraciones del Cosmos fichando a jugadores como Andrea Pirlo, Frank Lampard o David Villa.

Los esfuerzos del Cosmos fueron en balde. A pesar de los fichajes de ilustres como Raúl González o Marcos Senna y de ganar trofeos casi cada año, el público no ha apoyado a club y ha acabado por desparecer otra vez. ¿La definitiva?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar