PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Sports

20 jugadoras del Nacional uruguayo denuncian que el entrenador se burlaba de su físico

H

 

Hasta ahora: ya está despedido

Omar Naboulsi

30 Enero 2017 17:20

Ignacio Chitnisky no volverá a entrenar al equipo femenino del Nacional del Montevideo. El entrenador uruguayo ha sido despedido después de que sus jugadoras le hayan acusado de violencia machista y maltrato psicológico.




En total, veinte futbolistas del equipo firmaron una carta que enviaron a la directiva del club en la que acusaban a Chitnisky de burlarse de su aspecto físico, faltarles el respeto continuamente, ausentarse el 90% de los entrenamientos y ofrecerles "100 dólares por quebrar a una rival". Además, denuncian que el entrenador mostró abusos de poder y tratos de favor limitando la carrera deportiva de algunas jugadoras.

Obviamente, la carta era un ultimátum: o despedían al entrenador o se iban ellas.

Las jugadoras aseguran que las burlas que recibían entran dentro de la definición de violencia de género recogida por la "Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra de la mujer" de 1994.

Para escuchar a ambas partes, la directiva del club mantuvo una reunión con Chitnisky, que se negaba a renunciar a su puesto porque creía que era injusto.



El presidente del Nacional, José Luís Rodríguez, decidió echarlo de inmediato. Es más, animó a sus jugadoras a que denunciaran a Chitnisky ante la justicia uruguaya. "Cuando se tiene algo tan grave como es un tema de violencia de género, exhorté a que la denuncia la hicieran en los juzgados, por ellas y para que el técnico pueda defenderse de esas acusaciones", afirmó Rodríguez.

Una de las futbolistas que firmó la carta, Adriana Castillos, explicó por qué decidieron hacer el escrito el grupo. "Fueron muchísimos aspectos, el tema de la violencia sabemos que es muy delicado. Sobre todo en el trato con jugadoras propias y rivales. Se excedía en las charlas técnicas al referirse a aspectos físicos de jugadoras contrarias y de nosotras", contó en Teledoce.

"En un partido él tenía un problema personal con una jugadora rival y nos incentivó a quebrarla, pero nosotras somos todas compañeras, nos conocemos todas y ninguna va a ir con intención de lastimar a nadie". Maltrato psicológico, violencia y chantajes: tremendo combo tenebroso creado por Chitnisky.


share