Sports

Muere el inventor del fútbol-champagne

Símbolo nacional francés, mejor jugador del mundo y mito del Real Madrid, Raymond Kopa también fue un pionero sindicalista

No lo tuvo fácil para destacar Raymond Kopa. Ganó 3 Copas de Europa consecutivas con el Real Madrid formando punta de ataque con Di Stéfano, Puskas, Rial o Gento. El año de la segunda de ellas, 1958, fue elegido mejor jugador del mundial y se convirtió en el primer francés en ganar un Balón de Oro, antes que Platini, Papin y Zidane.

Hoy, a los 85 años, ha muerto un símbolo nacional de Francia. El "Napoleón del fútbol", como le bautizó un periodista inglés, era un hijo de la inmigración. Sus abuelos paternos llegaron de Polonia al norte de Francia en busca de un empleo en las minas de Calais en 1919, tras la I Guerra Mundial. Eran solo parte de los 6.000 polacos que salieron de su país tras el conflicto, siempre conservando sus raíces católicas y culturales.

De hecho, el polaco era el idioma que se hablaba en casa de los Kopaszewski cuando Raymond tenía ya cinco años, en 1936. Pero el pequeño empezará a socializar en francés -y también escuchará a niños italianos- jugando al fútbol. Comenzó así una carrera que la invasión nazi amenazó con truncar.

"A nuestro modo, fue también un acto de resistencia, ¿no?" dijo años después Raymond -que perdió el índice de la mano izquierda en un accidente en la mina- recordando que en el norte de Francia, en zona ocupada por el III Reich bajo administración de Bruselas, una vez tuvieron que robar un balón a unos soldados alemanes. Derrotado el invasor, firmó su primer contrato profesional con 18 años en el Angers. De ahí pasó al Stade Reims, donde consiguió dos ligas y llegar hasta la final de la Copa de Europa. Y, sobre todo, hacer a la prensa acuñar un nuevo concepto por su manera elegante de jugar: fútbol-champagne. Y de allí al Madrid, donde por su estatura y buen acoplamiento al club fue conocido cariñosamente como "Kopita" por los aficionados merengues. Tras perder un hijo por culpa de un cáncer, volvería a Reims para retirarse en 1967 con 35 años.

El activista de mayo del 68 -donde se gritarían consignas como "el fútbol para los futbolistas"- y posterior eurodiputado Daniel Cohn-Bendit diría de él unos años después: "fue el precursor de los migrantes que han dado a este país una cultura de fútbol digna de los encantos del gallo nacional"... Sin embargo Kopa tuvo que pagar esas "exigencias de ese gallo" del que habla Cohn-Bendit en sus primeros años en Les Bleus. "¡Te pagan demasiado bien! ¡Vuelve a la mina!", le gritaban.

Con Kopa se va un pedacito de fútbol de otra época. Siempre fue consciente del rol laboral de los jugadores, y junto a compañeros como Just Fontaine fundó el sindicato mayoritario de futbolistas franceses en la actualidad, la UNFP. "Los futbolistas son esclavos" -dijo en 1963-. "En pleno siglo XX, el futbolista es el único ser humano que puede ser comprado y vendido sin su consentimiento".

Le suspendieron seis meses sin jugar.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar